11 dic 2018 | Actualizado: 16:50
mar 20 diciembre 2011. 22.01H

la entrevista de redacción médica
carlos andradas, presidente de la confederación de sociedades científicas
“La Agencia Estatal de Investigación debe aglutinar las competencias de Ciencia”
La Cosce vive con preocupación el déficit presupuestario y advierte que toda una generación de jóvenes investigadores no podrán “integrarse en el sistema”

María Márquez / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Andradas es la nueva cara de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) desde el pasado mes de junio. Su formación académica ha supuesto un punto de inflexión tras una etapa de seis años en los que el investigador Joan Guinovart, director del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona, plantó cara a Cristina Garmendia. Carlos Andradas viene de las matemáticas, “el lenguaje natural de todas las demás ciencias”, pero con el mismo espíritu reivindicativo hacia el ámbito biomédico y la investigación en general.

Carlos Andradas, en un momento de la entrevista realizada en el plató de Sanitaria 2000 TV.

Fue nombrado en la resaca electoral autonómica y ahora espera con incertidumbre al nuevo ministro/a, al que pide que, más allá de la organización ministerial, la palabra Ciencia “esté claramente identificada” y así saber “dónde están sus competencias”, para las que la Agencia Estatal de Investigación, asignatura pendiente de Cristina Garmendia, se presenta como instrumento aglutinador fundamental.

¿Cómo se enfrenta un matemático a la presidencia de la Cosce?

Cuando me llamaron los presidentes de las Sociedades, yo no era demasiado proclive, porque quería concentrarme en mis tareas como profesor. Pero me dijeron que una de los objetivos a largo plazo era que después de una presidencia asociada al ámbito de las ciencias de la vida, como fue con Guinovart, querían que hubiese alternancia en la presidencia y se dirigiese hacia las ciencias más básicas.

Las matemáticas tienen la característica de ser una ciencia que está en el fundamento de todas las demás en cuanto a lenguaje, modo de formalización, modelización. Por tanto, son aceptadas como un elemento neutral, y así tenemos una cierta ventaja de saber que estamos en la base y que somos el lenguaje natural de todas las demás ciencias.

En los últimos tiempos, Guinovart se implicó de forma especial en reclamar suficientes fondos para la investigación biomédica. ¿También es uno de sus cometidos principales?

Esta es una de las preocupaciones fundamentales. De hecho, en la Cosce se renovó también la secretaría general de la mano de Joan Comella, de la Sociedad Española de Neurociencia, de forma que así tampoco queda abandonado, por así decirlo, el ámbito de las ciencias de la vida.

Nos preocupa la estabilización del marco presupuestario. Tras el período electoral de mayo, nos preocupaba que la Ciencia fuese independiente de estos vaivenes, porque es un elemento básico de la investigación, no tiene color político, y es una necesidad imperiosa para el desarrollo de un país.

La crisis económica y los recortes es otra variante que nos tiene preocupados. En 2009 hubo un cierto recorte, y en 2010 uno adicional que, acumulado, ha supuesto un 12 por ciento de disminución de la inversión en I+D, que nos ha vuelto a colocar en los niveles de 2008. Esto significa que los planes plurianuales y los proyectos se quedan colgados.

¿Qué le parece que se pierda el Ministerio de Ciencia?

Andradas valora la desaparición del Ministerio.

Cosce entiende que, independientemente de la estructura administrativa o el organigrama de Gobierno, es importante que haya una cierta estabilidad y esto no suponga un parón administrativo. Por ejemplo, recibimos un correo electrónico reciente sobre las convocatorias de proyectos de investigación en las que el equipo anterior, tras hablar con la comisión de traspaso de poderes del PP, había entendido que les correspondía a ellos formalizarlas, y esto posiblemente supondrá que durante unos meses, hasta que el Gobierno esté asentado, las convocatorias se retrasen. En segundo lugar, consideramos importante haber conseguido que todas las competencias de Ciencia se amparen bajo un mismo paraguas y así haber posibilitado una coordinación y eficacia mayor, algo que esperamos que no se pierda. Había y sigue habiendo competencias de Ciencia disgregadas en multitud de ministerios (Defensa, Educación, Sanidad, Industria, Agricultura…) lo que provoca esfuerzos duplicados y convocatorias muy similares que salen desde distintos ámbitos, lo que obliga a los investigadores a rastrear y duplicar esfuerzos. Unificar el camino ha sido costoso, y posiblemente si ahora se pierde ese paraguas común, tenga lugar un efecto centrípeto, volviendo a los ministerios y a disgregarse de nuevo. Lo que pedíamos era que, fuera cual fuera la organización, se procurase la agrupación de competencias de Ciencia e Investigación, habiendo un único órgano que aglutinase todo, algo que se puede hacer a partir de la Agencia Estatal de Investigación.

¿El PP les ha trasladado su programa científico? ¿Qué expectativas tienen con el nuevo Gobierno?

En el momento de la campaña electoral, les pedimos a los partidos políticos que pusiesen en sus programas cuál era su compromiso con la ciencia, la investigación, y la I+D. Desgraciadamente, esto apareció muy poco en los programas electorales. La Cosce organizó un debate entre las fuerzas políticas que ahora mismo tienen presencia en el Congreso, en la sede del CSIC, y tuvimos ocasión de conocer las ideas de cada partido. Ahora, estamos a la espera de saber quiénes son los nuevos responsables.

Lea la entrevista completa