Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

En marcha un nuevo plan de prevención del cáncer de colon

El objetivo es reducir su incidencia, detectando y eliminando lesiones precancerosas, y reducir la mortalidad

Miércoles, 10 de diciembre de 2014, a las 13:59
Redacción. Madrid
La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un nuevo programa de detección precoz de cáncer de colon y recto para reducir la incidencia de la enfermedad mediante la detección y tratamiento de las lesiones premalignas y, en el caso de detección de un tumor, hacerlo lo antes posible, para mejorar su pronóstico y reducir la mortalidad.

Javier Maldonado, consejero de Sanidad.

El Plan de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto de la Comunidad de Madrid -Prevecolon- se dirige a los ciudadanos de ambos sexos de entre 50 y 69 años, que supone una población diana en torno a 1.400.000 madrileños, según ha explicado esta mañana el nuevo consejero de Sanidad, Javier Maldonado, quien ha presentado la iniciativa en el Centro de Salud Los Ángeles de Madrid en su primer acto público tras su toma de posesión el viernes.

El Plan, desarrollado por la Oficina Regional de Coordinación Oncológica del Servicio Madrileño de Salud, se empezará a implantar desde este miércoles, iniciándose una primera fase en cuatro centros de salud, invitando a participar a 9.000 personas.

Posteriormente se extenderá paulatinamente a toda la Comunidad. A finales de 2015 el Prevecolon habrá alcanzado al 50 por ciento de su población objetivo, es decir, 700.000 personas dado que tiene un carácter bienal.

Detectan 3.500 casos cada año

Cada año se detectan en Madrid más de 3.500 nuevos casos de cáncer colorrectal. Es, junto con el cáncer de mama, el más frecuente entre la población de la región, y origina anualmente en torno a 1.300 muertes. La tasa de mortalidad es mayor en los hombres, algo más del 24 por ciento, y menor en mujeres, aproximadamente el 16 por ciento.

La supervivencia a los cinco años tras el diagnóstico es inferior al 50 por ciento si se detecta en los estadios avanzados de la enfermedad, mientras que es superior al 90 por ciento si se diagnostica e inicia el tratamiento en la fase inicial de su desarrollo. De ahí los beneficios que puede ofrecer un plan como el Prevecolon, que, según los estudios previos realizados, puede reducir la mortalidad aproximadamente en un 33 por ciento en estos tumores.

Además de la invitación directa a los ciudadanos incluidos en el programa, la Consejería de Sanidad difundirá esta iniciativa y sus beneficios a través de cartelería, folletos, internet, prensa y radio para potenciar la participación, que constituye el éxito de cualquier programa de cribado poblacional.

Formación para la detección

Para la puesta en marcha del programa de cribado ha sido necesaria la formación específica de los profesionales sanitarios, la adquisición y distribución de kits para la determinación de sangre oculta en heces, el cálculo del incremento de carga laboral con la creación de nuevas agendas de cribado, las labores de difusión, citación y gestión con los usuarios del programa.

Además, el programa cuenta con línea de teléfono y espacio web específicos en www.madrid.org/sanidad/cribadocancercolon. El coste del inicio del programa está cifrado en 1 millón de euros, a los que se añaden otros 5,4 millones incluidos por el Gobierno regional para el ejercicio 2015.

El operativo del programa se inicia cuando, desde la Unidad Central de Cribado se invita por carta a la población objetivo para realizar una determinación para la detección de sangre oculta en heces, mediante test inmunológico. En caso positivo, se indicará la realización de una colonoscopia con sedo analgesia en el hospital de referencia, siempre que no exista contraindicación y técnicamente sea posible.

Sólo entre un 4 y un 7 por ciento de las analíticas positivas se corresponde finalmente a tumores malignos. Si esta detección se realiza a través de programas preventivos, el 70 por ciento de ellos se diagnostican en fase inicial de desarrollo.

Las medidas para prevenir este tipo de cánceres son una dieta mediterránea, ejercicio físico y eliminar el tabaco.