18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Jueves, 10 de enero de 2013, a las 23:24

Redacción. Oviedo
Fuentes sanitarias han confirmado que se están manteniendo reuniones entre el Sespa y el Simpa a las que no se les quiere dar trascendencia. En algunos son casos contactos telefónicos que tienen como finalidad la redacción consensuada del decreto de ampliación de jornada.

El Sespa y el Simpa en una de las reuniones.

Uno de los puntos clave de esta negociación, que se verá plasmada en ese decreto, es el tema de la libranza tras la guardia. Los médicos tendrán que devolver un máximo de 6 horas al mes, un tiempo que los facultativos quieren emplear no en una mayor labor asistencial, sino en facilitar la transición entre los servicios de guardia. 

Otro de los asuntos que está sobre la mesa de la negociación es el trabajo en horario de tarde. Los médicos de atención especializada harán 2,5 horas semanales o cuatro cada quince días. En los centros de salud habrá consultas por la tarde solo en aquellos lugares con alta demanda asistencial y tras negociar con los profesionales.

También los módulos de tarde para los médicos mayores de 55 años centran la negociación que no tendrán carácter retroactivo. Los ya implantados estarán sometidos a objetivos asistenciales y los nuevos serán excepcionales. Sin embargo, lo que  se analiza con lupa en estos momentos es cómo estas cuestiones se plasman en el documento.