Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15

El Sescam distribuye glucómetros adaptados para diabéticos invidentes

Validado por la ONCE, el sistema une un sintetizador de voz con un medidor de azúcar en sangre

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Toledo
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), en colaboración con la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), ha comenzado a distribuir entre pacientes diabéticos invidentes un nuevo modelo de glucómetro adaptado a sus necesidades.

El nuevo glucómetro nace de una iniciativa del Sescam.

Este nuevo aparato, que parte de una iniciativa del propio Sescam, ha sido desarrollado por LifeScan, empresa del grupo multinacional Johnson & Johnson, en colaboración con la empresa castellano-manchega de última tecnología Tecnobit, y con el asesoramiento de profesionales del Sescam, con el fin de proporcionar una herramienta discreta y fiable a estos pacientes.

Así, este sistema, que nace tras meses de desarrollo tecnológico, es un conjunto de sintetizador de voz y glucómetro, de pequeño tamaño y fácil uso, que permite a los pacientes diabéticos invidentes o de visión residual analizar sus glucemias sin ayuda de terceras personas, facilitando de esta forma, la autonomía de estos pacientes. Esto es posible gracias a que el aparato ofrece una explicación guiada por voz de los pasos necesarios para llevar a cabo la medición.

El sintetizador de voz se sitúa a la vanguardia de este tipo de dispositivos, poniendo la más alta tecnología al servicio de la sencillez de uso. Las reducidas dimensiones del dispositivo, con un software de bajo consumo, garantizan la comodidad y discreción, aspecto este último que se ve reforzado con la existencia de una salida para auriculares, de tal manera que si el invidente lo desea, sólo él puede escuchar los resultados de sus mediciones de glucemia.

El aparato tiene como fuente de alimentación dos pilas alcalinas convencionales, con una autonomía para 1.000 mensajes si es utilizado con altavoz, y 5.000 con auriculares. Tan solo dispone de dos botones para controlar el equipo: uno para apagado y encendido, y otro para la repetición de la última medición recibida y ajuste del volumen.

Además, junto con el dispositivo se entregará un manual de usuario en diferentes formatos, entre ellos uno en Braille, y un CD con una locución de las instrucciones de uso del sintetizador.

La validación de este dispositivo ha sido realizada por tanto por el Centro de Investigación, Desarrollo y Aplicación Tiflotécnica de la ONCE, así como por su Dirección de Autonomía Personal, Bienestar Social y Atención al Mayor, quienes han llevado a cabo una serie de pruebas consistentes en la realización de mediciones y hacer un uso normal del equipo y sus funcionalidades, con el fin de determinar el grado de accesibilidad de las mismas.