Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:20

El servicio de Urología del HUCA respalda la actuación del doctor Ramón Abascal

Los facultativos lamentan los perjuicios causados por la suspensión de las intervenciones

Viernes, 28 de diciembre de 2012, a las 16:13

Redacción. Oviedo
El servicio de Urología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA ha suscrito una carta, firmada por la totalidad de sus médicos, en respaldo a la actuación del doctor Ramón Abascal, jefe del departamento, apartado de sus funciones por orden del Servicio de Salud.

En el escrito, los facultativos lamentan los perjuicios causados por la suspensión de la operación quirúrgica una paciente y a todos los pacientes y familias afectados por la huelga.

Los urólogos del HUCA, que refrendan al doctor Abascal, consideran que la actuación de la Administración sanitaria ha sido arbitraria por cuanto, a su juicio, no hay causa alguna que justifique el expediente abierto al jefe de servicio. Los especialistas recuerdan que el doctor Abascal se incorporaba de vacaciones el mismo día que tuvo conocimiento de la apertura del proceso sancionador.

El servicio de Urología rechaza además el argumento reiteradamente esgrimido por la Administración sobre el incumplimiento de los servicios mínimos. Los urólogos quieren dejar claro que han respetado escrupulosamente los mínimos impuestos por el Gobierno de Asturias.

Entienden, por lo tanto, que la suspensión de la operación quirúrgica que ha dado origen a la polémica es responsabilidad exclusiva de la Administración y de su nefasta gestión del conflicto médico.

Los especialistas de este servicio recuerdan además que el Servicio de Salud decidió rebajar unilateralmente los servicios mínimos de los nueve facultativos de la primera fase de la huelga a los cinco de diciembre. Estos cinco médicos, a juicio de los firmantes de la carta, no son suficientes para atender toda la actividad que genera una especialidad con tanta demanda asistencial.

Llamada a la reflexión

Los urólogos del HUCA dejan claro en su escrito que, en contra de lo señalado por la Administración, en ningún momento se han negado a intervenir a pacientes. La suspensión de la operación de Carolina Espina Gutiérrez obedece únicamente, dicen los especialistas, a un error de planificación del Servicio de Salud.

En otras ocasiones, recuerdan, la Administración ha obligado a los cirujanos del servicio que no están de huelga a dar prioridad a determinadas intervenciones quirúrgicas sobre el resto de la actividad programada.