20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El San Pedro amplía su cartera de servicios para mejorar el diagnóstico oncológico

Mejora la información diagnóstica y causa menos molestias para el paciente al evitar duplicar exploraciones

Lunes, 02 de junio de 2014, a las 13:36
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto; la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires; y el jefe de Diagnóstico por Imagen y Medicina Nuclear del Servicio Riojano de Salud, Roberto Delgado Bolton, han presentado la nueva técnica de exploración recientemente incorporada a la cartera de servicios del sistema público de salud de La Rioja: la PET-TAC con contraste yodado. La primera exploración se realizó el pasado 20 de mayo y hasta la fecha se han realizado 4 estudios.

El consejero Nieto, durante su visita.

El Seris dispone de un PET-TAC de última generación ubicado en el Cibir, en el Servicio de Medicina Nuclear. La PET-TAC es un equipo multimodalidad que integra dos equipos: una PET (tomografía por emisión de positrones) y un TAC (tomografía axial computarizada), y que permite realizar una exploración con las ventajas de ambas técnicas. La PET aporta información metabólica/funcional, mientras que el TAC aporta información morfológica/estructural. Al combinar ambas técnicas se puede saber si en un paciente oncológico existen lesiones metabólicamente activas (PET) y localizarlas con gran precisión anatómica (TAC).

Para la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas en oncología es necesario optimizar el uso del amplio abanico de técnicas disponibles, siguiendo las guías clínicas y la evidencia científica disponible. En la mayoría de procesos oncológicos es necesario o recomendable realizar tanto un TAC con contraste yodado y una PET-TAC de cuerpo completo, es decir, dos exploraciones diferentes.

La mayoría de centros que disponen de la técnica PET-TAC la realizan sin contraste yodado, debido a que incrementa significativamente su complejidad. En estos centros los pacientes oncológicos frecuentemente deben realizarse ambas técnicas por separado. No obstante, en algunos centros se realiza la PET-TAC con contraste yodado.

Las ventajas son una mejor información diagnóstica, al disponer de la mejor resolución espacial (TAC con contraste) y de la mejor resolución de contraste (PET), integrado en un único informe médico realizado por dos especialistas (médico nuclear y radiólogo), menos molestias para el paciente al evitar duplicar exploraciones. Además de una mayor optimización de los recursos materiales y humanos, todo ello acompañado de un incremento de la eficacia diagnóstica de la técnica. Cuando se haga una PET-TAC con contraste yodado se podrá evitar la realización de un TAC con contraste yodado.