Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05

El PSOE majorero culpa al Gobierno canario del estado del Hospital de la isla

Asegura que “no hay voluntad real” de acabar las obras

Lunes, 12 de marzo de 2012, a las 19:09

Redacción. Fuerteventura
La Ejecutiva del PSOE en Fuerteventura ha culpado al Gobierno de Canarias, formado por su partido y CC, de la situación en la que se encuentran las obras del Hospital General de la isla, que están "paralizadas" -dice- por los recortes y porque "no hay voluntad real" de acabarlas.

Juan Jiménez, secretario de Organización de los socialistas majoreros.

En un comunicado firmado por la Comisión Ejecutiva Insular, el secretario de Organización de los socialistas majoreros, Juan Jiménez, acusa al Gobierno canario de incumplir el plan plurianual de financiación de las obras de reforma del Hospital de Fuerteventura, lo que impedirá que se terminen en 2016, augura.

El PSOE de Fuerteventura recuerda que el Servicio Canario de Salud firmó en 2007 con la constructora OHL el contrato de las obras del Hospital, con la previsión de que terminaran en 2012.
"Como el Gobierno no fue capaz de aportar el dinero comprometido cada año para terminar las obras en 2012, firmaron una nueva adenda en septiembre de 2010, en la que se comprometen a disponer el dinero que resta para terminar las obras en 2014", añade.

Sin embargo, denuncia, en 2011 se tendrían que haber consignado para ello ocho millones de euros, pero solo se aportaron 2,60 millones, y en 2012 se deberían haber destinado a las obras 9,19 millones, pero únicamente se desembolsaron 3,22 millones.

"Estos datos vienen a demostrar que no hay voluntad real de acabar las obras. Cuando hay islas que ya tienen buenas infraestructuras hospitalarias están hablando de hospitales del norte y del sur, nosotros solo tenemos éste, y a medias", dice Jiménez.

El PSOE majorero opina que "el Gobierno canario va a incumplir de nuevo sus propios acuerdos y las obras del Hospital tampoco se van a terminar en 2014, pues faltan de invertir 25 millones".

Los socialistas de Fuerteventura sostienen que la sanidad pública de la isla "mantiene cierta dignidad gracias a la profesionalidad" de su personal, que "se desvive por la salud de los majoreros, aún trabajando en condiciones precariedad", añade.