Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
El senador tinerfeño del Partido Popular Antonio Alarcó ha solicitado recientemente al Gobierno central cuál ha sido el nivel de colaboración económica de España con el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco.

Antonio Alarcó.

Dicho acuerdo, que entró en vigor en 2005, propiciaba la necesidad de que las casi 170 partes del mismo para el control del tabaco prohíban toda publicidad, promoción y patrocinio con arreglo a su constitución o sus principios constitucionales. En este sentido, los Estados pertenecientes al Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) son los que tienen la palabra en materias de prevención y favorecer que se reduzca el número de enfermos a causa del tabaco.

El senador popular ha recordado que uno de los objetivos de este Convenio Marco, además de resolver problemas entre Estados como el contrabando, ha sido precisamente el servir como respuesta de gestión política común a la epidemia globalizada del tabaco.

"Tenemos que tener muy claro que todo prevención antitabaco no es suficiente porque estamos hablando de que a lo largo del siglo XXI podrían morir más 1000 millones de personas en el mundo por consumir tabaco", destacó Alarcó.

Tras la entrada en vigor el pasado 2 de enero de las nuevas medidas que endurecen la Ley antitabaco y en donde aumentan las zonas libres de humo, se prevé que cerca de medio millón de personas deje de fumar durante 2011.

"Con estas medidas se reducirán las enfermedades que lleva aparejado el tabaquismo como las incidencias de cáncer, los infartos de miocardio no fatal o los ingresos hospitalarios por crisis aguda asmática", matizó el portavoz popular, para añadir que "el enorme gasto económico que se destina a este tipo de afección también se reducirá con el tiempo y se podrá destinar a otros ámbitos sanitarios".