20 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El Congreso pide que la ley de muerte digna sea marco común para las comunidades y no regule la eutanasia

Insta a garantizar el derecho de los pacientes a recibir cuidados paliativos integrales de calidad

Martes, 15 de febrero de 2011, a las 10:53

Leire Sopuerta Biota. Madrid
El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado una enmienda por la que insta al Gobierno a que en el proyecto de ley sobre cuidados paliativos y condiciones dignas en el proceso de muerte se garantice el derecho de los pacientes a recibir cuidados paliativos integrales de calidad, a la información clínica, al consentimiento informado y a la toma de decisiones, además del derecho de la persona a realizar el documento de instrucciones previas y a que estas sean respetadas. El texto, basado en una moción de UPN enmendada por el PSOE, ha contado con la abstención del PP y con el rechazo de ERC, IU-ICV, y Nafarroa Bai.

Salvador (UPN) ha defendido la propuesta.

Además, el texto demanda que se garanticen los deberes de los profesionales sanitarios respecto a los testamentos vitales, la atención a las personas en el proceso de muerte y la limitación de las medidas extraordinarias de soporte vital; el derecho a la asistencia integral en el proceso de muerte y al apoyo y acompañamiento a las familias, no sólo el tratamiento del dolor y de otros problemas físicos, sino también aspectos psicosociales y espirituales.

También se ha aprobado la promoción de los Servicios de Salud de las actuaciones que contribuyen al mejor cuidado y confort de los pacientes en situación terminal, en aspectos tales como el acompañamiento de los mismos o el apoyo a sus familias.

Asimismo, este proyecto de ley pide que se establezca un marco común que cree espacios de colaboración y coordinación en la materia con las comunidades autónomas, racionalizando procesos y optimizando el uso de las nuevas tecnologías, para conseguir mayor eficiencia en el ejercicio de los derechos y deberes contenidos en la futura regulación. Y reclama al Ejecutivo que siga la línea del último pronunciamiento mayoritario del Pleno del Congreso sobre este tema el pasado 9 de marzo de 2010, el anunciado 'Proyecto de Ley sobre cuidados paliativos y muerte digna' no contemple ni ampare, en modo alguno, la regulación de un supuesto derecho a la eutanasia en España.

El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha reiterado en la defensa de su propuesta su petición al Gobierno de que, si quiere legislar en la materia, lo haga con el mayor espíritu integrador, con el objetivo último de poner orden a la dispersión normativa autonómica existente en España. Desde el PP, Santiago Cervera ha asegurado que “no es necesario regular un derecho ya garantizado” y ha insistido en que lo “correcto” es aplicar la Ley de Autonomía del Paciente. La diputada socialista Pilar Grande ha reiterado que en esta ley no se regulará ni la eutanasia ni el suicidio asistido.

Gaspar Llamazares, de IU, se ha mostrado sorprendido ante esta iniciativa porque “supone un veto al Gobierno, ya que le dice sobre lo que no puede legislar, la eutanasia”. El diputado del PNV Joseba Agirretxea ha acusado a Salvador de “poner la venda antes de producirse la herida” y ha rechazado la medida porque, entre otras cosas, “reduce las competencias autonómicas”. Por su parte, Concepció Tarruella, de CiU, cree que la ley anunciada por el Gobierno “no es oportuna”.