16 dic 2018 | Actualizado: 11:00

Cospedal va a revisar los gastos de mantenimiento de centros sanitarios

Resalta que el plan tiene un coste cero para los ciudadanos de la región, porque el Gobierno no subirá “ni un solo” euro los impuestos

mié 31 agosto 2011. 23.33H

María Dolores Cospedal.

Redacción. Toledo
La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha presentado este miércoles el Plan de Garantía de los Servicios Sociales de Básicos de Castilla-La Mancha que supone un ahorro de 1.815 millones de euros entre 2011 y 2012. Entre las medidas de este plan se contempla la revisión de los gastos de mantenimiento de los centros sanitarios.

En rueda de prensa, Cospedal ha explicado que el Gobierno regional va a obtener 97,7 millones de euros en ingresos en 2012, a través de venta de inmuebles, venta de participación de empresas privadas, como Gas Natural o Telecom CLM, la venta de vehículos oficiales --hay 2.500--, y la mejora en la obtención de fondos comunitarios.

Las arcas regionales registrarán un ahorro de 1.718 millones de euros como consecuencia de la aplicación de medidas de austeridad en los próximos dos años. Así, el Gobierno prevé en el capítulo de gastos un ahorro de 391 millones en costes de personal, entre los que se encuentra la reducción del número de liberados sindicales, de 785 a 284 en la Junta de Comunidades, así como la supresión de subvenciones a sindicatos y patronal.

Asimismo, Cospedal ha anunciado un aumento de dos horas lectivas semanales para los docentes de Infantil, Primaria y Secundaria, y la reducción de 33 de los 34 actuales centros de formación de profesorado que existen en la región. El plan presentado contempla también la congelación temporal de la oferta pública de empleo en todos los sectores de cara al 2012 y la prohibición de contratar personal funcionario interino. Otra de las medidas anunciadas por la presidenta regional es la reducción de un 20 por ciento del presupuesto del Ente público de la Radio-Televisión de Castilla-La Mancha, así como la eliminación de 19 empresas y fundaciones públicas. Se suspende asimismo temporalmente la ejecución de obra nueva en infraestructura, con excepción de las ya comprometidas en gastos plurianuales.

Estado de bienestar

Cospedal ha insistido en que el principal objetivo de este plan, en el que los consejeros del Gobierno regional y de forma especial el de Economía y Hacienda, Diego Valle, han trabajado todo el verano, es garantizar y mejorar el acceso a una sanidad y una educación pública, a unos servicios de calidad, y crear empleo.

Y es que según Cospedal, el nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha ante todo pretende "defender el Estado de bienestar ante la ruina económica heredada de anterior Ejecutivo socialista", que ha dejado un déficit del 4,9 por ciento, una deuda de 7.455 millones de euros, unas obligaciones reconocidas y no pagadas de 2.6000, y 36 millones de liquidez.