21 nov 2018 | Actualizado: 16:50

El plan de eficiencia energética en el San Pedro ahorra 740.000 euros al año

Desde finales de 2010 el centro dispone de un plan en función de las necesidades detectadas

Jueves, 06 de febrero de 2014, a las 12:44
Redacción. Logroño
Salud y Servicios Sociales ha apostado por introducir medidas que favorecen un uso racional de los recursos, minimizando los problemas medioambientales con el objetivo de aumentar la eficiencia energética. A finales del año 2013, el Hospital San Pedro ha obtenido el Certificado de Eficiencia Energética, tal y como establece el reciente aprobado el Real Decreto 235/2013 de 5 de abril, basado en la Directiva 20110/31/UE de 19 de mayo, relativa a la eficiencia energética de los edificios, obliga a expedir un certificado de eficiencia energética para los edificios de cierta dimensiones existente y públicos como es el Hospital San Pedro.

Este certificado se irá obteniendo en cada uno de los edificios públicos, cuya superficie útil sea superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público. Desde  finales de 2010 el Hospital San Pedro dispone de un Plan de Eficiencia Energética en el que se planteaba un balance energético de las instalaciones y se proponían, en función de las necesidades detectadas, una serie de mejoras encaminadas al ahorro energético y a la reducción de emisiones de CO2. En el caso de la electricidad se observa una reducción del consumo de energía año tras año hasta alcanzar, en 2013, una reducción del 16,3 por ciento respecto al valor de 2009. Esta reducción supone un ahorro equivalente a 460.000 euros (0,113 euros/Kwh. (kilovatio hora).

La aplicación de todas las actuaciones previstas, que comenzaron en el 2011 y terminarán en el 2015, ya ha conseguido una reducción en el consumo de energía eléctrica en el Hospital San Pedro, que ha pasado de un consumo de 25,1 gWh (gigavatio hora), en 2009 a 21,0 GWh el pasado año. En el caso del consumo de gas natural, las acciones realizadas han supuesto una reducción del 26 por ciento en su consumo destinado a climatización y a producción de ACS (Agua Caliente Sanitaria). Esta reducción supone un ahorro equivalente a unos 280.000 euros.

El ahorro estimado, una vez que el Plan esté plenamente en marcha, permitirá una contención anual estimada en torno a un millón de euros anuales. En gas, en términos de reducción de emisiones de CO2, ha supuesto unas 6.100 toneladas de CO2, estando todavía inmersos en el despliegue de medidas de contención del consumo energético.