21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El Marqués de Valdecilla anuncia certificados de calidad externos para sus trasplantes

El centro ha solicitado certificados para los programas de trasplante renal y pancreático

Jueves, 26 de febrero de 2015, a las 17:45
Redacción. Santander
El Hospital Marqués de Valdecilla de Santander dispondrá “en breve” de certificaciones de calidad de todos los tipos de trasplante que realiza y también de aquellos procesos relacionados con estas intervenciones.

Así lo ha anunciado este jueves el gerente de Valdecilla, César Pascual, durante la presentación de la XVII edición del Encuentro entre profesionales de la Administración de Justicia y de la Comunidad Trasplantadora, que se celebra esta semana en el Hotel Hoyuela de Santander.

El gerente del Marqués de Valdecilla de Santander,
César Pascual.

Aunque sin concretar más las fechas, Pascual ha explicado que los plazos para conseguir contar con todas las certificaciones son “muy cortos” pues “prácticamente” está “todo” hecho ya y se está trabajando en la certificación del trasplante de riñón. Para aquellos procesos de este tipo para los que exista una acreditación europea específica y en aquellos que no exista se acreditará con la certificación ISO.
Valdecilla cuenta con varias acreditaciones de calidad, como la ISO 9001 para los trasplantes cardiaco y hepático, según se informó a comienzos de este año en la presentación de la Memoria de Actividad Trasplantadora de 2014.

También ha sido designado CSUR (centro de referencia) en trasplante pulmonar y de progenitores hematopoyéticos infantil –lo que obliga a aceptar receptores de otras regiones y supone también una fuente de ingresos para Cantabria–. En enero ya se dio a conocer que están aceptadas las solicitudes para los programas de trasplante renal cruzado y de páncreas.

Con la introducción del programa de donación en asistolia, Cantabria dispone de todas las modalidades de donación científicamente validadas (en muerte encefálica, en vivo, de vivo cruzado, en asistolia tipo II y en asistolia tipo III).

Según Pascual, el “reto” que se ha marcado Valdecilla consiste en “tener todo acreditado” por un agente externo (el propio proceso de trasplante y aquello vinculado a él).

El gerente del hospital ha explicado que, con ello, se trata de que no sea el propio hospital el que diga que es “bueno” en trasplantes sino que sea “alguien” –un agente certificador– el que lo haga. En el acto ha participado también el presidente de la Audiencia Provincial y uno de los directores del evento, José Luis López del Moral, que también ha considerado “muy conveniente” que existan este tipo de acreditaciones.

Sin embargo, ha aclarado que la “pureza” de todo el proceso de trasplantes en Cantabria está ya garantizado por los jueces, que se encargan de que se lleven a cabo de forma “acorde” con una Ley que, según ha dicho, ya de por sí es “absolutamente garantista”.

Además, en la presentación del Encuentro se ha vuelto a destacar el liderazgo de España en volumen de donantes –36 por cada millón de habitantes– y de Cantabria, donde la ratio es de 52 por cada millón.

En este sentido, Pascual ha explicado que, más que cuantitativamente, en Cantabria "queda espacio para crecer" en lo cualitativo, esto es realizando trasplantes complejos y mejorando aún más los índices de supervivencia que ya son "muy buenos" e, incluso, "excepcionales" en algunos tipos.

El tráfico de órganos, entre los asuntos del encuentro

La XVII edición de este encuentro, a cuya presentación ha asistido también el coordinador autonómico de Trasplantes, Eduardo Miñambres y y la médica adjunta de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil, cuenta con casi 90 participantes.
Está dirigido a integrantes del colectivo judicial, magistrados, juristas, médicos forenses y coordinadores de trasplantes para debatir y actualizar conocimientos en relación con la donación y el trasplante de órganos.

En concreto, en este Encuentro se van a evaluar los resultados de las donaciones en asistolia y aquellas posibles mejoras en el proceso.

Además, por primera vez en todas las ediciones, se tratará sobre el tráfico de órganos, un asunto que “no es un problema” en España pero del que ningún país "está libre de esta amenaza" y, por tanto, debe estar “prevenidos”, según ha explicado una médico adjunto de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil.

En España, está en fase de investigación un “intento fallido” de tráfico de órganos en el país, según han recordado los promotores de este Encuentro.

Domínguez-Gil ha explicado que el tráfico de órganos es un “problema global” ya que, aunque estos casos suelen realizarse en países en los que no hay una legislación garantista para evitarlo o carecen de mecanismos para hacerla cumplir –fundamentalmente asiáticos, iberoamericanos o del norte de África– su receptor suele ser una persona con recursos procedente de países ricos que viajan hasta estos países del Tercer Mundo y recibir órganos de personas pertenecientes a los sectores “más vulnerables”.

Convenio promovido por el Consejo de Europa

“Es una responsabilidad de todos”, ha dicho la representante de la ONT, quien ha explicado que España participa en la lucha contra este tipo de prácticas ilegales.

De hecho, ha señalado que será una de las firmantes de un convenio con este objetivo que ha sido promovido por el Consejo de Europa y que se firmará el 24 y 25 de marzo de este año en Santiago de Compostela.

El convenio, que pueden firmar todos los Estados sean o no miembros del Consejo de Europa, insta a los gobiernos de todo el mundo a tipificar como delito la compra-venta de órganos, adoptar medidas de prevención y proteger a sus víctimas, según la información aportada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En él, se insta a los gobiernos a tipificar la compra-venta de órganos como delito en sus legislaciones nacionales; incluye medidas de protección y compensación para las víctimas, y medidas preventivas, como la de asegurar la transparencia y el acceso equitativo a los trasplantes.