Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Miércoles, 14 de enero de 2015, a las 16:58
Lorena Aguirre Lavín.
La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia (ICOMV), Mercedes Hurtado, ha calificado de positivo el hecho de que el paciente pueda elegir a su facultativo de Atención Primaria (AP) o Especialista, tal y como establece el nuevo decreto, siempre y cuando vaya acompañado de un plan de gestión “que no altere el sistema organizativo de salud valenciano”.

Hurtado.

“El Colegio de Médicos de Valencia ve positivo que el paciente puede elegir la designación de su médico de cabecera o especialista siempre y cuando ello no suponga una alteración, por falta de planificación en la ejecución de esta nueva legislación, tanto en el déficit de atención que se puede producir en pacientes, como  el desajuste en la organización laboral de los facultativos que ejercen en la Comunidad Valenciana”, ha insistido en declaraciones a Redacción Médica.

Asimismo, Hurtado ha subrayado la importancia que cobra la previsión con el objetivo de evitar que las consultas de los médicos valencianos se vean saturadas “ante una petición de atención por parte de los pacientes que requieran a determinados médicos”. “Esta organización es clave y determinante para garantizar una atención adecuada a los pacientes y para evitar una saturación de trabajo en dichas consultas”, ha añadido.

Dicho esto, ha hecho hincapié en la cuestión de especificar de qué manera la nueva Ley va a regular las salidas domiciliarias de los médicos en los centros de salud. De este modo, “si un paciente que reside a distancia considerable de donde ha elegido que le atiendan y requiere de una asistencia domiciliaria, debe de quedar claramente establecido quien asume esa competencia de atención para evitar que el paciente pueda ver perjudicada la atención sanitaria”, ha señalado.

“Ha existido siempre”

Cánovas.

Por su parte, el secretario general del sindicato médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV), Andrés Cánovas, ha asegurado que “es la tercera vez que se hace este planteamiento” y que la “libre elección” en estos niveles asistenciales “ha existido siempre”. La única novedad ahora, dice, es que se ha regulado “a través de una orden”.

No obstante, ha afirmado que, por lo general, la población no suele tener constancia de esta libertad a la hora de decidir el médico de cabecera o especialista que mejor le convenga por lo que, con el nuevo decreto, podrán conocer este hecho. De esta forma, ha aplaudido esta decisión, la cual le parece “llamativa”, al provenir de un gobierno “que está quitando la sanidad universal”.