Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:20

El Gobierno elabora un Plan de Conciertos para una gestión más eficiente de las externalizaciones

La concertación en la Comunidad Foral representa el 5 por ciento del presupuesto público de salud, la mitad que la media española

Miércoles, 12 de diciembre de 2012, a las 13:17

Redacción. Pamplona
El Gobierno ha elaborado un Plan de Conciertos en el ámbito sanitario en el que fija con exactitud los objetivos de la política de concertación y los criterios sobre la política de precios y establece a medio y largo plazo la planificación de la actividad concertada.

Esta estratégica pública, que atiende las recomendaciones del informe de fiscalización de los conciertos sanitarios de la Cámara de Comptos, persigue favorecer tanto la gestión eficiente y eficaz en el Servicio Navarro de Salud (SNS) como el futuro del sector privado de la salud en la Comunidad Foral.

Marta Vera, consejera de Salud.

La consejera de Salud, Marta Vera, ha informado al Gobierno navarro sobre este plan que da continuidad a la colaboración entre los sectores público y privado como medio para favorecer la “sostenibilidad” de la red pública.

La concertación del SNS puede dividirse en tres categorías: actividad que no puede realizar por medios propios (por ejemplo, trasplantes); actividad por incapacidad puntual de atender la demanda (cirugías urgentes, por ejemplo); o incremento de la demanda en determinadas especialidades (listas de espera).

El Gobierno destinará este año 2012 a conciertos sanitarios, de acuerdo con los Presupuestos, 56,3 millones de euros: en torno a 33 para actividad complementaria (trasplantes de órganos, pruebas y tratamientos no realizados en el SNS, falta de camas y diálisis); y el resto, para actividad por incapacidad puntual o incremento de la demanda.

De acuerdo con la previsión manejada para 2012, la actividad concertada con la CUN requerirá 23 millones de euros; la de San Juan de Dios, 19; y la de la Clínica San Miguel, 4,3. El resto, se reparte entre los restantes centros.

En virtud de las políticas de optimización de los recursos públicos que se están implantando, el Departamento prevé destinar en 2013 a conciertos con centros privados 50,6 millones de euros.