19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El Ejecutivo asegura que presta asistencia de urgencias gratuita a los inmigrantes irregulares

Se espera a que la persona atendida se comunique con la unidad de facturación para saber si tienen algún seguro que cubra su asistencia

Miércoles, 09 de enero de 2013, a las 18:29

Redacción. Pamplona
El Departamento de Salud ha asegurado que en la Comunidad foral "se sigue prestando" asistencia sanitaria de urgencias gratuita a inmigrantes no registrados ni autorizados, según lo establecido en el Real Decreto Ley 16/2012.

Marta Vera, consejera de Salud.

El Gobierno ha destacado que el Servicio Navarro de Salud (SNS-O), al igual que el resto de servicios públicos de salud, tiene establecido desde hace años un procedimiento de admisión, atención y facturación para estos casos.

En este sentido, el Ejecutivo foral ha detallado que en primer lugar, cuando una persona acude a urgencias, accede al servicio de admisión, donde se le toman sus datos personales y se le pide la TIS o sistema de aseguramiento.

En el caso de que no posea ninguno de estos documentos, el Gobierno ha subrayado que desde el citado servicio "no se puede detectar si esa persona es un inmigrante en situación irregular, si es un turista que debe abonar la asistencia o si se trata de una persona que tiene un seguro privado que se hace cargo del servicio que se le presta". En consecuencia, se envía la información a pre-facturación.

Desde esta unidad, y de forma posterior a la atención sanitaria, ha agregado el Ejecutivo, se comprueba que efectivamente no tiene la TIS o que no figura en Tesorería, es decir "que no consta el derecho a asistencia sanitaria, y se le solicita que acredite si es beneficiario de la Seguridad Social o poseedor de un seguro privado (viaje etc)".

En cualquiera de estos casos, según el Gobierno, se espera a que la persona atendida se comunique con la unidad de facturación para saber si tienen algún seguro que cubra su asistencia (en urgencias se les facilita una carta en la que se comunica que en el plazo de diez días deberá comunicar su seguro).

Si las personas alegan que no tienen recursos económicos, ha expuesto el Ejecutivo, se les invita a hablar con la trabajadora social del hospital o del centro de salud que le corresponde por su domicilio. Esas asistencias "no se facturan" y además, se les explica que deben solicitar la tarjeta correspondiente a personas sin recursos. En el caso de que ya se hubiera emitido la factura, se procede a anularla.

Finalmente, el Gobierno foral ha recordado que el Servicio Navarro de Salud tiene la obligación de cobrar por la asistencia sanitaria que presta cuando hay un tercero obligado al pago, es decir, a aquellas personas que son atendidas y tienen un medio de cobertura que no sea el público.