Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50

El gasto autonómico por bajas laborales es inferior al nacional

El Hospital de Bellvitge es pionero en un método para derivar a estos pacientes

Lunes, 28 de abril de 2014, a las 18:48
Redacción. Barcelona
En Cataluña, el coste asociado a las bajas laborales provocadas por enfermedades musculoesqueléticas supone un gasto anual por habitante activo de 50 euros, una cifra inferior a la media nacional, que es de 75 euros. Además, en esta comunidad las bajas causadas por estas patologías tienen una duración media por paciente de 40 días, un periodo inferior a la media nacional (43).

Alfredo Garcia Díaz, director gerente
del Hospital de Bellvitge.

El Hospital de Bellvitge de Barcelona se ha convertido en uno de los primeros centros españoles en aplicar un nuevo programa de derivación temprana de las bajas laborales por enfermedad musculoesquelética. La incapacidad temporal (IT) atribuible a esta razón supone un coste anual de más de 186 millones de euros en esta comunidad autónoma.
Gracias a la implantación de este programa, el centro catalán puede conseguir reducir sus costes en esta área hasta en el 40 por ciento.

Así lo puso de manifiesto Juan Ángel Jover, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital San Carlos de Madrid y coordinador del Programa, en la jornada Salud y Trabajo celebrada en el Hospital de Bellvitge. En el acto, el especialista estuvo acompañado por Berta Ortiga, subgerente del Hospital; Joan Miquel, jefe de Servicio de Reumatología, y Vicens Torrente, reumatólogo.

El Programa de Intervención Temprana en Incapacidad Temporal por Enfermedades Musculoesqueléticas consiste en el abordaje del paciente con trastornos musculoesqueléticos por parte de un reumatólogo desde la primera semana en la que el médico de Atención Primaria le expide el parte de baja. Este tipo de actuación, que requiere de una estrecha colaboración entre los niveles asistenciales, permite la reducción de los días de baja hasta en el 40 por ciento y, por lo tanto, los costes asociados hasta casi la mitad, según demostró el estudio realizado por Jover en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Para Joan Miquel Nolla, el principal objetivo de este Programa es “eliminar los cuellos de botella que impiden que las personas con trastornos musculoesqueléticos puedan volver al trabajo. Para ello, y gracias a la interacción entre el médico de AP y el reumatólogo se identifica el problema, y de una forma rápida y eficaz se reducen los días de baja, con la consiguiente disminución de los costes asociados, y obteniendo una enorme satisfacción por parte del paciente, que puede retomar su actividad habitual cuanto antes”.

El Programa IT-EM se enmarca dentro de la estrategia Salud y Trabajo, una iniciativa promovida por AbbVIe para profundizar en el conocimiento de este tipo de enfermedades y su impacto sociolaboral. Salud y Trabajo, a su vez, forma parte de Fit for Work, un proyecto europeo de The Work Foundation cuyo objetivo es ayudar a los trabajadores que padecen estas enfermedades a desarrollar su trabajo con normalidad.

El Hospital de Bellvitge se ha sumado, por tanto, a un proyecto de alcance europeo al que se irán adhiriendo progresivamente centros hospitalarios de otras Comunidades. En España, además del centro pionero –Clínico San Carlos de Madrid-, el programa también se está llevando a cabo, entre otros, en el Hospital Universitario La Fe de Valencia y en el Marqués de Valdecilla de Santander.

Diagnóstico temprano y tratamiento precoz

“Estos programas de intervención precoz ya han demostrado disminuir enormemente el impacto en el individuo y suponen, al mismo tiempo, un gran beneficio económico”, ha declarado Jover, que también ha hecho hincapié en que su implantación es una forma de “inversión que supondrá una considerable reducción de costes económicos a medio plazo”.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Un 10% más de accidentes laborales en el sector (16/03/2014)