20 nov 2018 | Actualizado: 09:10

El deterioro de la sanidad es por falta de rumbo y de dirección

Las diputadas se han mostrado preocupadas por las cuentas de la Consejería

Martes, 29 de enero de 2013, a las 16:27

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El grupo Popular en el Parlamento ha mostrado su preocupación por el deterioro de la sanidad canaria, con pérdida de calidad, aumento de listas de espera, plantas de hospitales cerradas y equipos y quirófanos sin utilizar, todo debido a la "falta de rumbo y de dirección" por parte de la consejera, Brígida Mendoza.

Mayte Pulido y Mercedes Roldós, diputadas del PP.

Las diputadas del PP Mercedes Roldós y Mayte Pulido han informado en rueda de prensa de que han presentado 130 iniciativas parlamentarias en enero relativas a la sanidad, aquejada de un "grave déficit de gestión", aunque reconocieron que la financiación autonómica, apoyada en su día por CC y PSOE, han subrayado que también influye.

"Contamos con buenas infraestructuras, buena dotación tecnológica y buenos profesionales, el problema es de gestión y dirección", ha afirmado Mercedes Roldós, consejera de Sanidad hasta 2010.

Mayte Pulido ha expresado la alarma del PP ante la falta de criterio en la dirección del departamento por parte de Brígida Mendoza, que "deja pasar el tiempo" a la espera de que los problemas se soluciones solos.

La pérdida de calidad, el "aumento sin precedentes" de las listas de espera, el cierre de plantas enteras en los hospitales, la falta de uso de hasta 18 nuevos quirófanos ya terminados, la nula actividad por las tardes y las infraestructuras "paralizadas o al ralentí", como los hospitales del norte y sur de Tenerife y el de Fuerteventura, son algunos de los males sanitarios denunciados por las diputadas del PP.

Las unidades cerradas o sin soluciones definitivas, como la cirugía cardiaca infantil en el Hospital Doctor Negrín, las carencias de radioterapia oncológica en Gran Canaria, la paralización de la extensión de la receta electrónica a las urgencias y la atención especializada y el aumento en un 130 por ciento hasta junio de 2012 de la lista de espera quirúrgica para más de seis meses son otras de las carencias detectadas por el PP.

Los datos de las listas de espera de diciembre, que muchas comunidades autónomas ya han hecho públicos, siguen sin conocerse en Canarias porque "las están maquillando", ha denunciado Mercedes Roldós.

Las diputadas del PP se han mostrado preocupadas por las cuentas de la Consejería, ya que empieza el ejercicio presupuestario con un déficit de 92 millones de euros que deben a las oficinas de farmacia por impago de los medicamentos correspondientes a 2012.

Según el plan de estabilidad financiera del Gobierno de Canarias, entre 2012 y 2014 la sanidad canaria debe ahorrar 94 millones de euros, pero en 2012 "no ha ahorrado nada", ha advertido Mayte Pulido.

Según Mercedes Roldós, si la sanidad canaria no ha entrado en quiebra ha sido gracias al plan de pago a proveedores puesto en marcha por el Gobierno central en julio de 2012 y por el préstamo del Fondo de Liquidez Autonómica a final de ese año.

Aseguró además que la desmotivación de los empleados de sanidad ante la gestión de la consejera es alarmante y recordó que en 2013 hay 3.800 plazas de trabajadores menos que en 2012.