Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:35

El Consejo de Europa firmará en marzo en Santiago de Compostela un convenio contra el tráfico de órganos

Se instará a los gobiernos a tipificar esta práctica como delito en sus legislaciones nacionales

Martes, 30 de septiembre de 2014, a las 10:55
Redacción. Madrid
Santiago de Compostela será la sede de la ceremonia de apertura de firma del Convenio del Consejo de Europa contra el Tráfico de Órganos, que se celebrará los días 24 y 25 de marzo del próximo año, después de que este organismo haya designado a España anfitrión de este acto en reconocimiento a su liderazgo mundial en donación y trasplantes.

Rafael Matesanz, director de la ONT.

Este Convenio internacional es una iniciativa en respuesta a las recomendaciones del Estudio sobre Tráfico de órganos promovido conjuntamente por este organismo y la Organización de Naciones Unidas (ONU), en cuya elaboración participó la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) de España.

El Convenio insta a los gobiernos a tipificar la compra-venta de órganos como delito en sus legislaciones nacionales, e incluye medidas de protección y compensación para las víctimas, y medidas preventivas como la de asegurar la transparencia y el acceso equitativo a los trasplantes.

El objetivo es que el convenio lo puedan suscribir tanto Estados Miembros del Consejo de Europa como otros que no lo son, dado que el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes es un problema global.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 5 y el 10 por ciento de los trasplantes en el mundo se hacen bajo alguna forma de comercialización. Por ello, la ONT considera imprescindible que se armonicen las legislaciones nacionales en materia de tráfico de órganos.

España es un país pionero en este campo, al haber tipificado como delito en su código penal el turismo de trasplantes y el tráfico de órganos y castigarlo con hasta 12 años de cárcel. También ha jugado un papel fundamental en la gestación y desarrollo de este Convenio, gracias a la actuación conjunta de los ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Justicia y Asuntos Exteriores y Cooperación.

Una “nueva forma de esclavitud”

Además, la ONT está implicada en numerosas iniciativas internacionales para combatir esta "nueva forma de esclavitud". Entre otras actuaciones, participó en la redacción de la 'Declaración de Estambul', un documento de relevancia mundial de lucha contra el tráfico de órganos, promovido y suscrito por las sociedades científicas y organizaciones profesionales de mayor peso internacional en el campo de los trasplantes.

Del mismo modo, promovió la elaboración de la denominada 'Resolución de Madrid' de la OMS, que anima a gobiernos y profesionales a progresar hacia el logro de la autosuficiencia en trasplantes, como estrategia fundamental para  luchar contra la compra-venta de órganos.

En la actualidad, la ONT forma parte del Comité Ejecutivo del Grupo Custodio de la Declaración de Estambul, encargado de velar por el buen cumplimiento de las recomendaciones de la mencionada Declaración.

La ONT participa en una audienia privada con El Papa

Por otro lado, el organismo que dirige Rafael Matesanz también ha participado recientemente en una Audiencia Privada con el Papa Francisco en el Vaticano, en calidad de miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Custodio de la Declaración de Estambul.

Este comité le informó de la realidad del tráfico de órganos en el mundo y de los intentos reiterados (recientemente en Estados Unidos) de desarrollar un comercio regulado para aumentar la disponibilidad de órganos para trasplante, en contra de la iniciativa Europea de cerrar definitivamente las puertas a esta posibilidad por medio del nuevo Convenio. Asimismo, le pidió apoyo en la lucha contra esta lacra social.

Durante la Audiencia, el Papa expresó su preocupación por este fenómeno y etiquetó de "inmoral cualquier iniciativa sustentada en la comercialización de órganos, tejidos y células y alejada de la donación como acto de amor al prójimo y de responsabilidad social".