Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:10

El candidato del PP a la presidencia de Cantabria asegura que no va a recortar en sanidad

Se comprometen a reducir cargos directivos y de libre designación

Jueves, 12 de mayo de 2011, a las 17:56

Ignacio Diego, candidato del PP a la presidencia de Cantabria; María José Sáenz de Buruaga, secretaria general del PP; y Carlos León, presidente del Colegio de Médicos.

Redacción. Santander
El candidato a la presidencia del Gobierno de Cantabria por el Partido Popular, Ignacio Diego, ha presentado su programa electoral en el Colegio de Médicos y se ha comprometido a no recortar en sanidad, de la que ha dicho “es una de las prioridades”.

Asimismo, ha asegurado que es necesario una “catarsis” en el ámbito sanitario y que hay que reestructurar y buscar eficiencias en el servicio y ha pedido una motivación de los profesionales “ya que sin ellos no será posible alcanzar los objetivos fijados por el PP”, ha recalcado el candidato popular.

Ignacio Diego, que ha estado acompañado por la secretaria general de la formación política y miembro de la Comisión de Sanidad en el Parlamento Regional, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido explicaciones sobre los incumplimientos financieros de los gestores sanitarios actuales, de los que ha dicho faltan por abonar los 250 millones que se deben en gastos de farmacia y material a los laboratorios, los 100 millones de la tercera fase de Valdecilla y varios millones más que hay que pagar anualmente por el Hospital de Reinosa y los centro de salud realizados y en construcción”.

En Sanidad, el PP se compromete a llegar a niveles de gasto equivalentes a los que había tras las transferencias sanitarias (en torno a un 33,5 por ciento del presupuesto) porque actualmente estamos en un 30 por ciento), según ha explicado.

Tanto el candidato popular como la secretaria general consideran al médico “motor” del sistema sanitario y desean que las relaciones con los profesionales estén basadas en el “reconocimiento y la confianza mutua”. Igualmente, se han comprometido a reducir cargos directivos y de libre designación. En su opinión, el “experimento” de las gerencias actuales no ha conseguido reducir el dinero destinado a cargos directivos.

Con relación a las listas de espera, han explicado que su objetivo claro es la reducción de las mismas y que habrá que replantear qué hacer con los entre 17 y 20 millones de euros que se están gastando actualmente en enviar pacientes de Cantabria a operar fuera de la comunidad buscando maneras más eficientes y con los recursos propios para invertirlos.

Por último, han abogado por mantener el Hospital de Liencres e integrar el Psiquiátrico de Parayas en el Servicio Cántabro de Salud, recordando que este centro debe de jugar un papel importante en su plan de Salud Mental para Cantabria.

El candidato del PP a la presidencia de Cantabria ha finalizado apostando por la colegiación obligatoria, “porque es lo mejor para el ciudadano” y por el Consejo de la Profesión Médica como medio para una optimización de la organización del Sistema Público de Salud.