17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Echániz: “En solo cuatro meses, la receta electrónica funciona en toda la región”

El consejero ha anunciado la implantación de este nuevo sistema en la provincia de Cuenca

Martes, 02 de julio de 2013, a las 18:11

Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha presentado en Cuenca la implantación de la receta electrónica en toda la provincia y ha hecho balance de los buenos resultados conseguidos gracias a esta medida.

José Ignacio Echániz.

El titular de Sanidad ha subrayado que “desde el inicio, hemos tenido claro nuestra apuesta por la receta electrónica. Para ello hemos trabajado de forma conjunta con todos los profesionales que participan en el proceso de prescripción. Así, en solo cuatro meses, un tiempo récord, hemos logrado que la receta electrónica sea una realidad en todas las provincias de Castilla-La Mancha”.

Echániz ha destacado que la receta electrónica presenta muchas ventajas para todos los interlocutores de la prescripción y dispensación farmacéutica. En primer lugar, ha apuntado, “los grandes beneficiados son los propios pacientes, especialmente los enfermos crónicos y las personas mayores, que no van a tener que manipular recetas de papel y, por tanto, tienen más facilidad para no perderlas, extraviarlas o olvidarlas”.

En segundo lugar, la receta electrónica tiene ventajas para los farmacéuticos, porque a través de la realización de la prescripción por parte de los médicos y su incorporación al sistema informático pueden controlar mucho mejor la medicación que toman los pacientes de Castilla-La Mancha.

En tercer lugar, las ventajas para los médicos de Castilla-La Mancha se traducen en la optimización de su tiempo. Con este sistema ya no tienen que recibir, por ejemplo, a los pacientes crónicos que necesitan siempre la misma medicación y acuden a consulta porque se les ha agotado. Esto supone, ha comentado el titular de Sanidad, “que los médicos tienen más tiempo desde el punto de vista terapéutico, que pueden dedicar a la exploración, a la historia clínica y a las patologías de los pacientes”.

En cuarto y último término, la receta electrónica tiene ventajas también para la administración, ya que puede controlar mucho mejor el proceso de prescripción y gasto en Castilla-La Mancha.

El consejero ha agradecido “a todos los profesionales que han intervenido en este proceso su esfuerzo y adaptación al nuevo sistema porque gracias a ellos la implantación de la receta electrónica se ha llevado a cabo en la región de forma más ágil y rápida que en ninguna otra comunidad autónoma”.

En concreto, en Cuenca 189 médicos han emitido 1.309.657 recetas electrónicas a 34.796 pacientes, a quienes se ha evitado 272.897 desplazamientos innecesarios y el número de farmacias que dispensan receta electrónica está cerca de las 200. Estas cifras, a nivel autonómico, son más elevadas y más positivas, ya que 1.480 médicos han emitido 11.678.149 recetas electrónicas a 318.804 pacientes, a quienes se evitan cerca de dos millones de desplazamientos innecesarios.

Echániz se ha mostrado muy satisfecho porque la implantación de la receta electrónica supone un gran avance de la Sanidad en Castilla-La Mancha hacia un sistema más eficiente y más profesional. Es la línea marcada por la Junta de Comunidades, y en concreto desde la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales “de impulsar todos los mecanismos y herramientas posibles con el único objetivo de mejorar y facilitar la calidad de vida de nuestros pacientes” ha matizado el titular de Sanidad.