Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:50
Miércoles, 14 de octubre de 2015, a las 17:43
Redacción. Lugo
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado de los “riesgos” que supone para la correcta atención de los pacientes “la reducción de casi un 40 por ciento” de los facultativos integrados en el servicio de Pediatría del Hospital Lucus Augusti (HULA), cuya plantilla ha pasado “de 13 a 8 adjuntos” a pesar del “considerable aumento de la demanda asistencial” de este centro que da cobertura a toda la provincia lucense.

“Es increíble que en estos momentos se cubra este servicio con el mismo número de facultativos que hace 30 años”, ha manifestado, en un comunicado, el presidente autonómico del CSIF, Daniel Otero, quien advierte que es “una plantilla insuficiente para atender con todas las garantías necesarias los servicios sanitarios de la población infantil y juvenil”.

Según CSIF, el aumento de la demanda “se agrava con la atención de los grandes prematuros”, que necesitan cuidados especiales y que cada año son más debido a las técnicas de fertilización.

“Se está discriminando al HULA y rebajándolo a ser un centro de segundo nivel en los servicios de Pediatría porque ahora es el hospital provincial con la plantilla más reducida; en Ourense y Pontevedra disponen de 15 profesionales”, ha lamentado Otero. Así las cosas, la central sindical ha urgido a la Consejería de Sanidad y al nuevo consejero, Jesús Vázquez Almuíña, a aumentar “al menos hasta 12 facultativos” la plantilla.