Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Miércoles, 18 de junio de 2014, a las 12:38
Redacción. Zaragoza
El departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, en coordinación con el Servicio Aragonés de Salud, va a destinar para realizar intervenciones quirúrgicas que reduzcan la lista de espera 4,9 millones de euros (3,2 millones para gasto de personal y 1,7 para gasto de material) durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Está estimado hacer 3.161 cirugías más con respecto al año pasado en esos mismos meses. Es decir, se va a pasar de realizar 14.371 intervenciones en 2013 a 17.532 en 2014. Lo que significa que se va a aumentar en estos cuatro meses de verano un 32 por ciento la actividad quirúrgica con respecto al año pasado.

Ricardo Oliván.

Apertura de camas en verano

Todos los años, el Salud, en coordinación con las direcciones de los hospitales, planifica la previsión de no apertura de camas que se produce durante el periodo de verano. Se habla de previsión porque, si en cualquier momento fuera necesario por la presión asistencial o cualquier circunstancia imprevista, se dotaría al centro de los recursos necesarios para dar respuesta inmediata a los problemas que puedan surgir. En este periodo se produce una disminución de la actividad programada sanitaria, especialmente quirúrgica, y por consiguiente una menor necesidad de ingresos y estancias.

Para este verano 2014, como en años anteriores, para calcular las camas necesarias de forma general, se ha tenido en consideración la actividad que se va a realizar durante estos meses, los índices de ocupación de los últimos años y las experiencias de años anteriores.

Este año, fruto del plan de gestión de listas de espera, se van cerrar menos camas que el año pasado por estas fechas para dar respuesta a ese incremento de intervenciones quirúrgicas.  Concretamente el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza no abrirá 95 camas frente a las 159 que no abrió el año pasado.

Esto es un 40 por ciento menos de cierre. El plan de gestión de listas de espera para el verano se centra en buena parte en este hospital por la dificultad de contratar facultativos en determinadas especialidades, por la excelente infraestructura disponible y por el volumen de intervenciones a realizar. Además se ha previsto no cerrar camas de UCI del Hospital General y de Traumatología. Además, el Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa de Zaragoza pasa de cerrar 160 camas en 2013 a 151 en 2014. Esto es un 6 por ciento menos de cierre.

El Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza pasa de cerrar 45 en 2013 a 41 en 2014. Esto es un 10 por ciento menos. El Hospital San Jorge de Huesca pasa de cerrar 63 camas en 2013 a 58 en 2014. Esto es un 9 por ciento menos. El resto de hospitales (Hospital Royo Villanova (32 camas), Ernes Lluch de Calatayud (30 camas), Obispo Polanco de Teruel (15 camas), Alcañiz (10 camas) y Barbastro (36 camas) se mantienen en las cifras del año pasado.