16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Centenares de farmacéuticos toman las calles de Barcelona para protestar por los impagos

Jordi de Dalmases pide que la administración regional “asuma de una vez su responsabilidad”

Jueves, 21 de marzo de 2013, a las 16:11

Redacción. Barcelona
Cerca de 2.000 farmacéuticos, según los organizadores, han reclamado este jueves ante la Generalitat el pago de los 270 millones de euros que les adeuda el Govern - el 70 por ciento de la factura de enero y el importe íntegro de noviembre y diciembre-, en una concentración en la que han reiterado que la "posible asfixia por inanición" del sistema de dispensación de fármacos.

La concentración de farmacéuticos, frente a la sede la Generalitat, en Barcelona.

El presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña, Jordi de Dalmases, ha leído un manifiesto el que se ha pedido que la administración pública "asuma de una vez su responsabilidad", un escrito que han entregado a un representante del gabinete de Presidencia de la Generalitat.

Ante la reunión de este jueves en Madrid del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que se negocia la posibilidad de flexibilizar el déficit de algunas autonomías, De Dalmases ha reclamado soluciones urgentes, porque "el mensaje de que todo sigue igual ya no es aceptable".

Tras el tercer retraso registrado en los últimos dos años en el pago de los medicamentos -las cerca de 3.100 farmacias que existen en Cataluña cobran unos 120 días después de dispensar un fármaco pese a que el convenio firmado con el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) establece 35 días-, el presidente de los farmacéuticos ha insistido en que ahora "ya no es suficiente con las palabras".

En la concentración se han visto pancartas con mensajes como 'Los farmacéuticos queremos dispensar pero no podemos', 'Prioridad: tu medicamento' y 'Los medicamentos de los ciudadanos en peligro', entre proclamas de 'Manos arriba, esto es un atraco' y 'Artur (en referencia al presidente de la Generalitat, Artur Mas) nos llevas al paro'.

El manifiesto insiste en que la administración debería cumplir con su obligación, porque las farmacias están funcionando más allá de lo que exige la profesión, en un sector en el que el fármaco es un "bien necesario y esencial" para la ciudadanía, cuya dispensación está en peligro por los impagos.

Protesta aprobada en referéndum

La manifestación de este jueves es una de las tres medidas de protesta aprobadas en referéndum por dos tercios de los farmacéuticos, junto con la recogida de firmas para trasladarlas al Parlament y la reclamación por vía judicial de los intereses generados con los retrasos.

De Dalmases ha explicado también que se están llevando a cabo reuniones con la patronal sanitaria concertada para elaborar un manifiesto conjunto en el que se ponga de manifiesto el riesgo que atraviesa el sistema sanitario, lo que entiende como "un aviso, no una amenaza".

Se trata del segundo paro patronal de la historia de la farmacia catalana, después de que el primero se celebrara en octubre de 2012 (hace unos seis meses) por las mismas razones, impagos producidos por las consabidas “tensiones de tesorería”.