Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Viernes, 27 de septiembre de 2013, a las 13:48

Humberto Muñoz.

Redacción. Sevilla
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) llevará a la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad del día 30 de septiembre la petición de que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) extienda a todos sus centros el derecho del personal sanitario a descansar el lunes tras efectuar una guardia de presencia física durante el sábado. El secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz, ha afirmado que se trata de una “medida protectora de la salud laboral” y que la conciliación de la vida laboral con la privada y familiar ha de presidir la política de gestión de los recursos humanos en el SAS.

La petición que la Federación trasladará a la Mesa Sectorial de Sanidad del 30 de septiembre se basa en la abundante doctrina jurisprudencial, tanto a nivel nacional como europeo, así como en la propia normativa del personal estatutario, que garantiza un descanso mínimo semanal de 36 horas al colectivo de profesionales sanitarios que hace guardia de presencia física, según señala el sindicato. Además, esta organización sindical mantiene que algunas de las sentencias condenan a los servicios de salud al pago de una importante indemnización por limitar el derecho al descanso, en función del tiempo en el que se le ha negado este derecho, y obligando a su reparación conforme al principio general del daño.

“Se trata de una medida protectora de la salud laboral, ya que el sanitario se ve obligado a realizar sus funciones asistenciales en condiciones de cansancio que, indudablemente, merman su capacidad profesional e implican un riesgo añadido en el ejercicio de su trabajo”, ha señalado el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz, quien ha asegurado además que la conciliación de la vida laboral con la privada y familiar ha de presidir la política de gestión de los recursos humanos en el SAS, evitando aspectos negativos como la insatisfacción laboral, la disminución del rendimiento, la elevación de las tasas de absentismo, etc.