Carmen Peña, condecorada con la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad

Es la máxima distinción de estas condecoraciones y ha sido propuesto por el Ministerio de Sanidad

vie 04 diciembre 2015. 13.52H
Redacción. Madrid
El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros conceder la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad, la máxima distinción de estas condecoraciones, a Carmen Pena, presidenta de la Federación Internacional Farmacéutica y expresidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. En esta misma reunión se ha acordado otorgar el mismo galardón a Valentín Fuster, a propuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en base a sus trayectorias profesionales.

Carmen Peña.

Defensora del modelo español de farmacia

La elección de Carmen Peña se debe, entre otras razones, a su defensa, consolidación y desarrollo del modelo español de farmacia y del Sistema Nacional de Salud (SNS) en su conjunto. Peña es presidenta, desde 2014, de la Federación Internacional Farmacéutica, que representa a más de tres millones de farmacéuticos de 137 países y, anteriormente, presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España entre 2009 y 2015.

Asimismo, esta licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid es académica de la Real Academia Nacional de Farmacia y de la Academia Iberoamericana de Farmacia, ambas desde 2005. También es académica de honor de la Academia de Farmacia de Castilla y León desde este año y ha sido miembro de la Comisión Permanente del Consejo Asesor  de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad entre 2012 y 2015.

Por su parte, Valentín Fuster es uno de los principales activos de la ‘Marca España’ en lo que a la investigación biomédica y a la prevención y el abordaje de las enfermedades cardiovasculares se refiere, tal y como indica el Ministerio de Sanidad en una nota de prensa oficial.

Ha dedicado su vida profesional al desarrollo de la Cardiología, a la consecución de avances en el tratamiento y la rehabilitación de afecciones como las que afectan a la arteria coronaria, la arterioesclerosis y las trombosis, así como a la divulgación de hábitos saludables con los que favorecer la prevención.

Fuster, que ha sido investido doctor honoris causa en 33 universidades, compagina ahora los cargos de director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (adscrito al Instituto de Salud Carlos III), director del Instituto Cardiovascular y ‘Physician in chief’ del Mount Sinaí Medical Center de Nueva York.

Por otro lado, ha publicado más de 900 artículos científicos, ha presidido la Asociación Americana del Corazón, la Federación Mundial del Corazón y el Programa de Formación del Colegio Americano de Cardiología.

ENLACES RELACIONADOS:

Sanidad entrega las condecoraciones de la Orden Civil de la Solidaridad Social (14/01/14)