14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Cardiólogos y odontólogos analizan patologías comunes

Disparidad de criterios respecto al tratamiento antitrombótico en intervenciones bucales

mié 19 enero 2011. 16.47H

Eva Fariña / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
Cardiólogos y odontólogos han presentado un manual que analiza la relación entre las patologías periodontales y cardiovasculares. Los especialistas consideran que el cuidado de la salud bucal puede ayudar a preservar la salud del corazón. Las personas que sufren una patología periodontal tienen hasta un 50 por ciento más de posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular.

Eduardo de Teresa, uno de los coordinadores del manual.

Las Sociedades Españolas de Cardiología (SEC) y de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) se han unido para elaborar un manual que pretende ser de utilidad para los profesionales de ambas disciplinas. La obra está estructurada en cinco secciones: nociones básicas sobre las patologías cardiovasculares y periodontales; relación entre enfermedades periodontales y patologías cardiovasculares; anticoagulación y antiagregación en el paciente cardiológico; profilaxis antibiótica en odontología y el paciente cardiaco en la consulta odontológica.

Eduardo de Teresa, uno de los coordinadores del trabajo, considera “realmente positivo” abordar estos temas desde todas las perspectivas.
 

Blas Noguerol (izq.) y Eduardo de Teresa (dcha.), coordinadores de la obra, junto con Nuria Vallcorba, presidenta de la SEPA, y Carlos Macaya, presidente
de la SEC, en la presentación del manual.

Por su parte, Carlos Macaya, presidente de la SEC, ha destacado “la relación causal entre la gingivitis o enfermedad de las encías y las enfermedades cardiovasculares”. “Estas dos disciplinas, aparentemente tan distantes, tienen en común problemas como las infecciones de la boca y las endocarditis. Por otra parte, está el problema del tratamiento antitrombótico, ya sea anticoagulante o antiagregante, con las intervenciones bucales. Finalmente, también hay que sensibilizar respecto a la aterosclerosis, la enfermedad coronaria, el infarto, la angina, etc., por ser enfermedades prevalentes”, ha añadido.

El punto de vista de los odontólogos respecto al tratamiento antitrombótico ha sido explicado por Blas Noguerol, coordinador de la obra y doctor en Medicina y Cirugía que ejerce como especialista en Periodoncia e Implantología en Granada: “Los dentistas nos sentimos perdidos, y este libro nos ayudará, ya que dice que, en principio, se puede hacer cualquier intervención de cirugía oral sin tener que suspender la terapéutica antiagregante plaquetaria”. “¿Por qué los dentistas nos dirigimos tanto a los cardiólogos por cuestiones que pueden parecer obvias? Por problemas de responsabilidad legal”, ha añadido.