Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Lunes, 05 de marzo de 2012, a las 22:50

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales durante la reunión con representantes del Cermi, Lares y Acesde.

Redacción. Santander
El Gobierno de Cantabria regulará mediante decreto los precios públicos de los centros de atención a personas dependientes y discapacitadas, lo que supondrá una reducción media del 5 por ciento en la cantidad que la administración paga a las empresas del sector por la prestación de este servicio.

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha explicado a representantes de Cermi, Lares y Acesde esta medida, que forma parte del Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos que el Gobierno regional se ha visto obligado a aprobar como consecuencia de la situación de “emergencia económico financiera” en la que se encuentra la autonomía, ha informado el Ejecutivo en un comunicado.

En ese Plan de Garantía se enmarca la sustitución de los precios concertados por precios públicos, una medida ya adoptada en otras comunidades autónomas que se pondrá en marcha en el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass) para poder sostener la red y afrontar los pagos. La vicepresidenta ha hecho hincapié en que el plan es fundamental para hacer viable el sistema público de protección social.