16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

AXA España pierde un 2,6% de su negocio en salud

Durante el presente ejercicio, la compañía pretende focalizar su actuación en los negocios de salud, vida y empresas

Martes, 25 de marzo de 2014, a las 13:16
Redacción. Madrid
AXA España perdió en 2013 el 2,6 por ciento de su volumen de negocio en el sector salud y redujo su beneficio neto un 61,7 por ciento durante el pasado año, hasta los 59 millones de euros, una cifra que, según la compañía, se explica por "el impacto de la decisión de mejorar las reservas técnicas" ante el aumento de la siniestralidad.

Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA.

Durante la presentación de los resultados de 2013, el consejero delegado de la aseguradora, Jean-Paul Rignault, ha explicado que la compañía ha decidido aumentar las reservas técnicas porque se ha detectado un "deterioro de la siniestralidad", por lo que "no se puede mantener el precio de ayer para la siniestralidad del futuro".

Asimismo, Rigault ha señalado que la división española del Grupo AXA ha decidido "sacrificar el resultado técnico del presente para poder mejorar en el futuro". AXA España ha reducido los gastos ordinarios de la compañía en un 8,5 por ciento, desde los 304,3 millones de euros hasta los 278,4 millones, lo que ha supuesto "un ejercicio de eficiencia y productividad, pero también de limpieza, al haber cortado gastos no necesarios".

Crece el volumen de negocio, pero no en salud

El volumen de negocio de la aseguradora creció un 2,9% en 2013, hasta los 2.613 millones de euros, de los que 1.658 millones correspondieron al ramo de no vida (-4,5 por ciento), 290 millones al de salud y protección (-2,6 por ciento), y 665 millones al de ahorro e inversión (+31,4 por ciento).

Asimismo, la compañía ha querido subrayar que, a cierre de 2013, se alcanzaron los 5,4 millones de pólizas contratadas, frente a los 5,3 millones del ejercicio anterior, y la base de clientes estable se situó en torno a los 3 millones, lo que supone "un punto de inflexión al alza en la tendencia de crecimiento del negocio". A nivel mundial, la facturación de la compañía alcanzó los 91.300 millones de euros, un 2 por ciento más, y obtuvo un resultado operativo de 4.700 millones, lo que supone un crecimiento del 18 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Por otro lado, AXA ha resaltado que, con una inversión de 11.100 millones a cierre de 2013, la aseguradora se ha convertido en el mayor inversor extranjero en deuda soberana española. Durante el presente ejercicio, la compañía pretende focalizar su actuación en los negocios de salud, vida y empresas, además de mejorar el ratio de pólizas vendidas a cada cliente, que actualmente se sitúa en 1,8.

ENLACES RELACIONADOS:

AXA se marca como objetivo crecer en el sector salud (08/02/14)