Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 29 de mayo de 2013, a las 13:30

Redacción. Madrid
La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) sostiene, en su último informe jurídico sobre la externalización sanitaria en la región, que la licitación del contrato para aplicar la gestión privada a seis hospitales de la región es ilegal pues no constituye una concesión de servicio público, sino un contrato de seguro de salud sobre la asistencia sanitaria de la Seguridad Social, lo que supone invadir una competencia que la Constitución asigna al Estado.

Fátima Brañas, portavoz de AFEM.

En este sentido, AFEM remarca que la Comunidad crearía con este proceso una especie de “régimen especial parecido al de las mutualidades de los empleados públicos”, “privatizando con ello, no la sanidad, sino la Seguridad Social” e invadiendo, por tanto, la parcela de gestión estatal.

También cree que el proceso de externalización “no sólo vulnera la regulación básica de la Seguridad Social (el aseguramiento universal y público por parte del Estado) sino también las bases del diseño del Sistema Nacional de Salud, en cuanto red integrada de servicios a los que los usuarios pueden acceder en condiciones de igualdad efectiva y calidad”.

Aparte, la licitación del contrato licitado ya por la Consejería de Sanidad supone, a su juicio, que la Comunidad de Madrid adelantará anualmente un total de 280 millones de euros a las concesionarias por unos servicios que seguirán prestando los hospitales de gestión directa del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Así lo indica el segundo informe elaborado por el bufete López Rodó & Cruz Ferrer junto con el equipo técnico de la asociación que ha sido presentado en la Asamblea extraordinaria de AFEM y en la que se ha abordado la externalización de los hospitales Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares (Coslada), Hospital del Sureste (Arganda del Rey) y Hospital del Tajo (Aranjuez).

Problemas de la facturación intercentros

Dicho estudio asevera que el objetivo principal del contrato licitado por el Gobierno regional “no es la concesión de los servicios”, sino que las empresas concesionarias aseguren que el coste de la asistencia sanitaria a la población “protegida” por cada hospital “no supere las primas por cápita que les pagará cada mes”.

“Estamos hablando de 1.150.000 personas. El objetivo es el coste no la prestación del servicio sanitario. De hecho, gran parte de la asistencia sanitaria se seguirá prestando por los grandes hospitales públicos de Madrid, que son los únicos que disponen de determinados Servicios”, detalla el documento.

La distinción entre el aseguramiento del coste y la prestación efectiva del servicio que sostienen los servicios jurídicos de AFEM “tendrá un efecto sorprendente” pues la Comunidad “adelantará mensualmente a las concesionarias el pago de las primas por el coste total del servicio, incluidos unos 280 millones de euros anuales por los servicios que seguirán prestando los hospitales” de gestión directa del Sermas.

Aparte, el informe jurídico indica que las concesionarias deberán abonar por anualidades vencidas los servicios que otros hospitales prestan a su población de referencia (lo que se conoce como facturación intercentros).

En este aspecto, el estudio indica que “la clave” es que los grandes hospitales públicos de la región “no disponen de unos servicios informáticos que les permitan identificar a cada paciente que ingresa procedente de un hospital de gestión privada y por tanto facturarles todos y cada uno de los servicios que le presten”.