19 dic 2018 | Actualizado: 20:20
lun 09 mayo 2011. 00.15H

LOS CAFÉS DE REDACCIÓN MÉDICA
JAVIER DE TERESA, PRESIDENTE DE LOS MÉDICOS ANDALUCES
“Salud no nos ha consultado la ‘subasta’ de fármacos”
"Desde mi llegada hemos apostado por la normalización de las relaciones con la Consejería", dice

Redacción / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Tras dos años en la Presidencia del Colegio de Médicos de Granada, y apenas unos meses en la del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Javier de Teresa hace balance de su gestión y planifica sus proyectos futuros en los ‘Cafés de Redacción Médica’. Durante su intervención, De Teresa se ha mostrado abierto al diálogo con la Consejería de Salud, y aunque tiene varios temas pendientes, como el de la colegiación voluntaria, opina que lo principal es que la Administración considere al Consejo como un interlocutor válido. Además, aunque no sea obligatoria, ha asegurado que en Andalucía “la colegiación sigue día a día aumentando, y, sobre todo, no ha habido bajas”.

Javier de Teresa preside el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos.

Lleva unos meses al frente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos. ¿Qué balance hace?
Cuando uno accede a un cargo de estas características, tiene el concepto de saber dónde se mete, pero no siempre conoce todos los aspectos. En cualquier caso, todo lo que me he encontrado ha sido mucho más favorable de lo esperado, sobre todo porque hay gente muy preparada que colabora muchísimo, y que favorece la labor diaria de dirigir un consejo. La idea con la que tomamos posesión se basaba en la normalización de las relaciones con todos los estamentos. El Consejo, como representante de los colegios ante la Administración, tiene la misión de normalizar y hacer que sean fluidos y absolutamente naturales los vínculos con la Administración, con toda la sociedad y con los profesionales. Creo que no es comprensible un consejo autonómico que no tenga relaciones con la consejería autonómica de salud; precisamente esa es su finalidad, y ha sido el comienzo de nuestra tarea.

¿Cómo es actualmente la relación del Consejo Autonómico con la Administración regional?
La historia es la historia, y hasta ahora ha habido ciertos desencuentros; al menos no ha habido una relación fluida. En algunos temas se ha colaborado, pero en otros parece que no había el diálogo adecuado. Desde la toma de posesión, hemos tenido varios contactos con la consejera de Salud, María Jesús Montero, y con el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Luis Gutiérrez, en los que hemos mostrado esa voluntad, explícita por las dos partes, y ya hemos establecido una agenda para desarrollar diversos temas, como la formación continuada, el Plan de Ayuda al Médico Enfermo (Paime) o las agresiones a profesionales. La atmósfera que se respira es de mucha mayor cercanía, aunque en estos casos siempre se mantienen ciertas reticencias por ambas partes, si bien queremos cambiarlo.

Javier de Teresa analiza la actual relación entre el Consejo Andaluz y la Consejería de Salud.

La colegiación ha supuesto uno de los principales desencuentros entre colegios médicos y Administración.

Uno de los principales desencuentros con la Consejería ha sido el tema de la colegiación, ya que en Andalucía no es obligatoria. ¿Van a hacer algo al respecto? Es posible que la normativa nacional y la europea vayan en esa misma dirección.
En la Unión Europea no lo sabemos, porque no está bien definido. A nivel nacional, creo que hay incertidumbre, tampoco se sabe. En esta etapa política es difícil tomar posiciones, aunque ya ha habido posicionamientos. En Andalucía no nos pareció bien la decisión tomada en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos. Nosotros presentamos unas alegaciones, porque nos parecía que esta decisión debía ser tomada en otro ámbito. Este tema todavía está pendiente. Se tomó esta decisión hace diez años por una serie de motivos, como consecuencia de una serie de desencuentros previos. Ahora no intentamos que cambien esta decisión política, aunque sería lo ideal, sino que valoren nuestro papel, y así se lo he dicho a la consejera. Si los colegios no existieran, tendríamos que inventarlos, porque hacen una labor impagable desde el punto de vista social, y también servimos de apoyo para la Administración. Somos unos interlocutores válidos, y no somos unos enemigos. Nuestra labor de colaboración es absolutamente necesaria, y queremos que así lo vea la Administración.

¿El clima preelectoral puede ayudar a la Consejería a cambiar su decisión?
Es un tema complejo, y creo que en los periodos preelectorales, tanto en Andalucía como en el resto de comunidades autónomas, hay una incertidumbre lógica, cierta apertura y posibilidad de cambio, aunque no sea solo de signo político. En Andalucía habrá elecciones autonómicas en marzo de 2012, pero en mayo de 2011 habrá municipales, y todo el engranaje político se ha puesto en marcha. Creo que la Consejería debe encontrar en nosotros unos colaboradores y, sobre todo, unos interlocutores válidos. Si es así, no tendría razón de ser estar en contra de la colegiación obligatoria o universal.

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín, dice que otros sectores, como el de la educación, no tienen la fuerza de los colegios profesionales de médicos, que han ordenado mucho la profesión. Es algo que la sociedad debe agradecer, y nos debe ver como colaboradores. En estos momentos de cambios es cuando más se debe dialogar.

Desde 2001, fecha en la que se aprueba la voluntariedad de la colegiación en Andalucía, se ha observado un incremento de médicos que se colegian, al menos en los últimos tiempos. ¿Cuál es su valoración?
Es una información que siempre vemos con alegría: a pesar de todo, la colegiación sigue día a día aumentando, y, sobre todo, no ha habido bajas. En primer lugar, la labor de los colegios está siendo valorada por el profesional como algo fundamental para su labor, y, por supuesto, al presentarse esta amenaza, creo que el Consejo y los colegios andaluces hemos dado la talla para adaptar nuestros servicios a las necesidades del profesional.

A veces se ha acusado a los colegios de cierta falta de motivación, porque de alguna forma ya tienen los clientes asegurados.
Es verdad, el clientelismo es malo, pero creo que eso fue en otra época. En el tema de la colegiación, todo el mundo ha levantado la bandera. Desde el Consejo General de la Organización Médica Colegial se nota un impulso diferente. Yo no conocía la anterior directiva, pero la de ahora siempre está buscando argumentos a favor y más presencia en los medios de comunicación del ámbito sanitario.

Eva Fariña, redactora de Redacción Médica; Óscar López Alba, redactor jefe de Redacción Médica; y Ricardo López, director de Sanitaria 2000, junto a Javier de Teresa, durante el Café de Redacción organizado en la sede de Sanitaria 2000.

En la OMC y en el Consejo Andaluz se han producido cambios recientes, pero en algunas entidades colegiales se mantienen los cargos durante mucho tiempo. ¿Le parece bien limitar el número de mandatos en los colegios?
No es una de mis principales preocupaciones, pero cuando tomé posesión de mi cargo dije que lo máximo que iba a estar en la Presidencia iba a ser dos mandatos, pero es una idea personal, y respeto cualquier otra opción. En mi opinión, prolongarse en el cargo no siempre es beneficioso. Durante los cuatro primeros años se generan ideas e ilusiones, y durante los otros cuatro, se consolidan. Después, es bueno que entre gente con la sangre nueva, como ocurre en el sistema americano.

Por otra parte, el encargo de funciones en el Consejo Andaluz es de dos años, y creo que se queda en una carrera de relevos en la que el testigo te llega enseguida y pasa corriendo, por lo que uno no se ve como la persona que representa el cargo, sino que ‘está’ en un momento dado como presidente, pero no ‘es’ el presidente, y la diferencia entre ser y estar es muy importante.

Lea la noticia completa