La Revista

El Ministerio de Igualdad ha publicado un informe con las claves sobre factores de riesgo vinculados al género

Nuevas masculinidades: ¿Qué puede hacer el SNS por los hombres?
La ministra de Igualdad, Irene Montero.


12 jun 2022. 15.00H
SE LEE EN 4 minutos
El concepto de nuevas masculinidades debe atenderse por el Sistema Nacional de Salud (SNS). Así lo recoge el informe elaborado por el Ministerio de Igualdad titulado 'Comparativa Internacional en Políticas de masculinidades'. Un documento que recoge la claves en materia de salud vinculadas al género y las nuevas visiones que se deben tener en cuenta para construir una sociedad mas igualitaria.

En concreto, tal y como destaca el documento del Ministerio de Igualdad “el concepto nuevas masculinidades se ha popularizado en los últimos años, pero es un término que genera resistencias y dudas entre activistas y especialistas”. Para ello, este informe establece un marco común que expone la realidad social vista desde una comparativa internacional en materia de igualdad, donde la salud tiene su propio espacio como estrategia para mejorar la vida de los varones.


La primera de las metas del plan de salud masculina busca reducir la mayor mortalidad existente entre los hombres



De este modo, el documento presenta tres objetivos que buscan atender a la salud masculina, reforzando la salud mental y la construcción sociocultural de los hombres. Así, la primera de las metas pasa por reducir la mayor mortalidad existente entre los varones, pasando a mejorar sus condiciones de salud y bienestar, posicionando como tercer objetivo el avance hacia una igualdad de género que fomente la implicación de los hombres en el autocuidado, la paternidad, la sexualidad o los cuidados a otras personas.

Gobernanza y promoción de la salud masculina


Para mejorar la salud masculina desde la perspectiva de género, el Ministerio de Igualdad propone en su informe cinco prioridades y ejes de acción. El primero de ellos pasa por mejorar la gobernanza y las capacidades de los varones, instando para ello a los gobiernos a adoptar estrategias interseccionales que promuevan la participación de los varones en todos los ámbitos bajo la filosofía de “no dejar a nadie atrás”.

En esta línea, los sistemas de salud juegan un papel fundamental marcándose como puntos de referencia en los momentos vitales de transición de los hombres, fomentando en ellos una salud positiva y atendiendo las necesidades propias de los varones como colectivo.

En cuando a la promoción de la salud, el documento destaca la importancia de construir sobre activos e imágenes positivas, focalizarse en los riesgos principales y “usar las condiciones y los lugares”  con vistas a mejorar la sociabilidad igualitaria.

Solo cuatro países enfocan la salud con el género


En su comparativa internacional el Ministerio de Igualdad señala que actualmente solo cuatro países tienen políticas de salud dirigidas a hombres. Se trata de Irlanda, Brasil, Australia e Irán.

Así, en el caso de Irlanda, primer país en publicar una política nacional de salud masculina, las medidas se enfocan en la implicación de los varones adultos y niños en la salud tanto individual como colectiva. Para ello el país establece programas prioritarios en alimentación sana y vida activa, bienestar y salud mental, envejecimiento positivo, niñez saludable, sin alcohol y sin tabaco, con especial atención a abordar las desigualdades en salud entre grupos determinados de hombres.

En el caso de Brasil, el objetivo de su plan de salud masculina pasa por reducir la morbimortalidad afrontando los factores de riesgo y facilitando el acceso al sistema sanitario.

Por su parte, Australia puso en marcha en 2010 una estrategia con fin en 2030 donde de promociona la salud mental y bienestar masculino, con espacios propios dirigidos a crear comunidad. Sin embargo, tal y como destaca el Ministerio de Igualdad este plan no contempla una perspectiva de género, sin que llegue a plantear una transformación social igualitaria. 

Finalmente, Irán desarrollo en 2013 una una estrategia sobre salud de los hombres,  con ocho líneas de actuación donde la salud mental volvía a ser clave.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.