Cómo cotizar en España si eres médico o enfermero y trabajas en otro país

Cada vez hay más profesionales que deciden trabajar en el extranjero y más ofertas de trabajo en Europa

Se puede cotizar en el país de origen dos años como máximo.
Cómo cotizar en España si eres médico o enfermero y trabajas en otro país
vie 25 enero 2019. 11.55H
Cada vez hay más ofertas de trabajo en el extranjero para profesionales sanitarios españoles y mayor número de ellos que deciden emigrar para trabajar fuera unos años. Muestra de ello son los datos del pasado año: la Organización Médica Colegial (OMC) expidió 3.525 certificados de idoneidad a médicos para salir al extranjero, una cifra que supone un aumento del 7,4 por ciento respecto a los datos de 2017.

Pero, ¿qué pasa con las cotizaciones a la seguridad social en el periodo en el que el sanitario esté trabajando fuera? ¿Cómo evitar problemas o malentendidos en el lugar de destino? Repasamos los aspectos más importantes a tener en cuenta en otro país de la Unión Europea (UE), ya que la mayoría de los sanitarios españoles que decide trabajar fuera, se queda en Europa.

Lo primero que hay que saber es que cuando un profesional sanitario empieza a trabajar en otro país, ya en ese momento empieza a cotizar en el lugar de acogida y deja de hacerlo en España. Por ejemplo, una enfermera española trabaja durante seis años en Italia, después, cuando decide volver, el Gobierno de Italia tiene que sumar los años cotizados allí e informar al Gobierno español para pagarle la parte correspondiente. La trabajadora los reclama en su país de origen. 

En todo caso, el profesional deberá informarse de los trámites que debe realizar según el país al que vaya a trasladarse para evitar problemas o malentendidos que puedan tener consecuencias graves. Así, como trabajador migrante en la UE, ya sea por cuenta propia o ajena, lo primero es afiliarse al sistema de seguridad social del lugar de acogida.

Sus leyes determinarán las prestaciones (familiares, por enfermedad, desempleo, accidente de trabajo o enfermedad profesional, pensiones, jubilación anticipada y defunción).

En muchos países, las prestaciones a las que tiene derecho el trabajador pueden depender de cuánto tiempo haya cotizado. Hay que comprobar que el país donde se solicitan las prestaciones contabiliza todos los periodos trabajados o cotizados en otros países de la UE como si hubiera estado cubierto todo el tiempo en ese país.


Para seguir en la seguridad social de tu país


Si bien, se puede seguir en la seguir en la seguridad social del país de origen pero por un periodo máximo de dos años. Si se elige esta opción, hay que solicitar el formulario A1 a la seguridad social. Para que lo emitan, hay que demostrar que las actividades que se quieren realizar en el extranjero son similares a las que se realizaban en el propio país.

Se deben poder presentar a las autoridades el formulario A1 en cualquier momento del desplazamiento al extranjero. De lo contrario, el profesional podría tener que pagar cotizaciones. Si una inspección de trabajo le pide los papeles, el lugar de acogida está obligado a reconocer dicho documento.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.