15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La Fe usa la impresión en 3D para planificar operaciones de tumores óseos

Esta técnica reduce el margen de error y aumenta el porcentaje de éxito y seguridad para el paciente

Esta herramienta trata de patologías en la que resulta complicado orientarse anatómicamente.
La Fe usa la impresión en 3D para planificar operaciones de tumores óseos
sáb 24 septiembre 2016. 18.30H
Redacción
El Hospital La Fe de Valencia comenzado a aplicar la imprensión en tres dimensiones en la planificación de intervenciones quirúrgicas para tratar tumores óseos con lo que "se reduce el margen de error y aumentan el porcentaje de éxito y la seguridad del paciente", según ha informado la Generalitat en un comunicado. Esta tecnología está "revolucionando" el mundo de la medicina, por lo que esperan que su implantación se consolide progresivamente. Hace más de tres décadas que nació la impresión en 3D y, desde entonces, su constante desarrollo ha permitido su aplicación en ámbitos muy diferentes, entre ellos la medicina.

Actualmente, la Unidad de Tumores Musculoesqueléticos del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología y el Área de Imagen del Hospital Universitari i Politècnic de La Fe la emplea para elaborar réplicas de huesos que van a ser intervenidos y planificar la operación. Esta técnica permite reproducir "fielmente" el hueso y plantear la cirugía de forma más exacta, lo que disminuye los riesgos para el enfermo. La simulación sobre la pieza de plástico, además, hace posible conocer mejor los márgenes de resección y los ángulos de ataque, así como reducir los tiempos en el quirófano.

La impresión en 3D ha comenzado a aplicarse en tumores óseos, ya que se trata de patologías en la que resulta complicado orientarse anatómicamente y las réplicas facilitan las intervenciones. Esta tecnología permite incluso conocer la placa que se va a poner antes de la operación, de qué tamaño e incluso premoldearla.

El jefe de sección de Radiología de La Fe, Fernando Aparici, ha señalado que con esta impresión en 3D se consigue que la planificación de la cirugía sea más precisa. "Sabemos dónde están los límites de la lesión con mayor fiabilidad", ha explicado. El proceso de creación de estas piezas sigue un circuito sencillo que comienza con la solicitud de la impresión desde Traumatología. A partir de las imágenes obtenidas en Radiología mediante una tomografía computerizada (TAC) o una resonancia del paciente, se crea la pieza en las instalaciones de la Universitat Politècnica de València. Valencia Innova y Fablab Valencia, asentadas en las instalaciones de este complejo universitario, son las encargadas de llevar a cabo la impresión en 3D a partir de las imágenes recibidas desde La Fe.

Tras depurarlas con un programa informático, se imprimen las piezas en tres dimensiones y se remiten a Traumatología para que se planifique la cirugía, con un conocimiento mayor del hueso y una perspectiva de 360 grados. Hasta septiembre, la impresión en 3D de estas réplicas se había empleado en la planificación de dos intervenciones de cirugía ósea: un tumor en el húmero y otro en la pelvis (displasia de cadera).

Actualmente, ya hay programadas otras operaciones apoyadas en esta tecnología y el objetivo es que se convierta en una herramienta del "día a día". "Va a ser como imprimir cualquier hoja. Será una prueba más para la planificación en la intervención del paciente. Lo que hay que ajustar es dónde están los límites coste-beneficio de esta técnica", ha señalado el traumatólogo y cirujano ortopédico de La Fe Manuel Angulo. Según el centro hospitalario, se trata de "un gran avance en la medicina personalizada", ya que permite crear modelos que no están basados en la estadística sino elaborados de forma exclusiva para cada paciente.

En este sentido, las líneas de desarrollo futuro, ha explicado Aparici, están orientadas no solo a mejorar la planificación de las intervenciones sino a realizar prótesis mediante impresión en 3D que puedan ser implantadas posteriormente en los enfermos. "Ese es el trabajo que queremos desarrollar a continuación. Estamos en la fase de planificación quirúrgica, pero lo siguiente es la planificación y sustitución del hueso o del tejido por uno adecuado para cada paciente", ha detallado. Ambos coinciden en que la impresión en 3D se convertirá en una herramienta "de gran utilidad en el futuro", no solo en Traumatología sino en muchas otras especialidades médicas. La Fe también aplica esta tecnología en la planificación de intervenciones de patologías vasculares, como la simulación de aneurismas cerebrales.

Angulo ha resaltado que esta tecnología supone también un paso adelante en el ámbito de la docencia, ya que hace posible una explicación más clara y en profundidad de la cirugía a los residentes. Estas piezas, una vez esterilizadas, pueden incluso introducirse en el quirófano para facilitar la intervención. "Este material lo podemos esterilizar y tenerlo en la mesa quirúrgica, con lo cual podemos ver que nuestra resección coincide con lo que hemos planificado e incluso tener la posibilidad de orientarnos en anatomías complejas", ha abundado. Asimismo, las réplicas en 3D permiten detallar al paciente la patología que sufre y la intervención que se le va a practicar.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.