Hasta 10 de los afectados, que habían visitado las cuevas de Baltzola, están hospitalizados

Osakidetza identifica 29 casos sospechosos de Fiebre Q
Sede de Osakidetza.


07 may 2021. 18.25H
SE LEE EN 1 minuto
El Departamento de Salud ha identificado 29 casos sospechosos de Fiebre Q de los que diez han precisado hospitalización. Todos ellos habían visitado las cuevas de Baltzola en el municipio bizkaino de Dima durante el periodo de incubación de la enfermedad (14-39 días). El acceso a las mismas en este momento se encuentra cerrado.

El inicio de los síntomas de los primeros casos sospechosos tuvo lugar a mediados del mes de abril y desde entonces el Departamento de Salud ha estado en contacto directo con el resto de instituciones competentes de cara al mantenimiento de las medidas de seguridad y prevención adoptadas nada más detectarse los casos, y también al seguimiento y vigilancia de la evolución de este episodio.

Durante este tiempo y en colaboración con dichas autoridades, se han puesto en marcha las acciones como la limpieza y desinfección de las cuevas por la empresa autorizada y cercado para impedir el paso de animales. En estos momentos el Departamento de Salud mantiene abierto el estudio epidemiológico del brote.

Así es la fibre Q


La fiebre Q es una infección producida por la bacteria Coxiella burnetii y se transmite a los humanos a través de los animales; generalmente, ovejas, cabras y ganado vacuno. La infección aguda se caracteriza en el ser humano por fiebre, dolor de cabeza y muscular, acompañados de infección pulmonar y afectación del hígado.

Desde el Departamento de Salud y Osakidetza indican que informarán de la evolución de esta situación, en caso de que sea necesario tomar nuevas medidas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.