Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:05
Autonomías > Navarra

El Parlamento rechaza una propuesta para establecer convenios sanitarios

La iniciativa, que solo ha recabado los votos a favor de PP y UPN, llega tras el fin del acuerdo entre Salud y la CUN

La parlamentaria del PP Ana Beltrán. Foto: PPN.
El Parlamento rechaza una propuesta para establecer convenios sanitarios
Redacción
Jueves, 07 de abril de 2016, a las 13:00
El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves una proposición del Partido Popular para permitir que el Gobierno foral firme convenios sanitarios con empresas o instituciones.

En concreto, los populares planteaban una modificación de la Ley de Salud para que el Departamento pueda llegar a acuerdos con empresas que “disponiendo de medios directos para ello, decidan proporcionar a sus propios trabajadores una cartera de servicios de similar contenido a la del Servicio Navarro de Salud”.

La propuesta llega poco después de que se haya materializado el final del convenio entre la Clínica Universidad de Navarra (CUN) y el Gobierno foral para la atención de los trabajadores de la Universidad de Navarra en el centro privado.

La iniciativa no ha prosperado, dado que solo ha recabado el voto favorable de UPN y PP, mientras que Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra han votado en contra.

La parlamentaria popular Ana Beltrán ha defendido esta modificación legal para que se recogiera “de manera explícita y clara” la posibilidad de que determinadas organizaciones participación de servicios sanitarios a los que se puedan acoger sus propios empleados.

“No podemos entender que lo que funcionaba bien hasta hace poco se haya suprimido por el Gobierno sin entender la afección negativa para los afectados y para el resto de usuarios de la sanidad”, ha indicado.

Apoyando la iniciativa, la parlamentaria de UPN Begoña Ganuza ha afirmado que su grupo es “firme partidario de un sistema sanitario equitativo, de afrontar su sostenibilidad mediante la sinergia de las instituciones públicas y privadas, aprovechando todos los recursos que tiene nuestra comunidad al servicio de la sanidad”.

Para Ganuza, la actitud del Gobierno es “excluyente con la sanidad privada, cuando debiera perseguir la máxima eficacia mediante la colaboración”.