Plan de Farmacia para controlar la medicación de 1.800 residentes

Este modelo del Sergas muestra una disminución en los ingresos hospitalarios y una mejor seguridad del paciente

Jesús Vázquez Almuiña, consejero de Sanidad.
Plan de Farmacia para controlar la medicación de 1.800 residentes
sáb 07 marzo 2020. 13.50H
El servicio de Farmacia Hospitalaria del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI) está mejorando la atención a los centros sociales y de salud de las personas mayores en el Área Sanitaria de Vigo, una iniciativa que nació hace años y fue pionera en España.

 El servicio mantiene acuerdos de atención farmacológica con 13 residencias de personas mayores en el área, "lo que representa más de la mitad de los centros de salud social que operan en nuestra área", explica la farmacéutica especialista Yaiza Romero. Esto significa que más de 1.800 personas que viven en estos centros en Vigo y sus alrededores prestan atención a la medicación.

Esta atención abarca desde la gestión logística hasta el asesoramiento sobre el uso de ciertos medicamentos o tratamientos que generalmente prescriben los ancianos en pacientes que viven en estos centros. uno de los residentes ”, explica la jefa del servicio de Farmacia Hospitalaria del CHUVI, Guadalupe Piñeiro.

Este modelo ha mostrado una disminución en el ingreso hospitalario de los residentes en los centros cuando hay cierta descompensación causada por los medicamentos que toman, ya que puede corregirse desde la residencia misma. Además, optimiza la farmacoterapia y mejora la seguridad del paciente.


Un profesional por cada residencia.


La ventaja fundamental de este procedimiento es el control completo de la medicación de los residentes. Para hacer esto, a cada uno de estos centros se le asigna un profesional de servicio con la misión de garantizar que los tratamientos que reciben sean los correctos. En muchos casos, se trata de pacientes que tienen enfermedades crónicas y están medicados de forma múltiple.


A cada uno de estos centros se le asigna un profesional de servicio con la misión de garantizar que los tratamientos que reciben sean los correcto


Son personas que tienen más de una patología, incluso con discapacidades físicas, lo que significa que el riesgo de reacciones adversas al medicamento es alto, por lo que es bueno tener un control general sobre cada una de ellas ”, enfatiza Guadalupe Piñeiro. Por lo tanto, la mayoría de las intervenciones que se realizan son, sobre todo, ajustes en estos tratamientos para evitar posibles efectos adversos, que podrían pasar desapercibidos si no se realizara el seguimiento. Los pacientes en los centros de salud en su mayoría necesitan medicamentos para la diabetes, Alzheimer, anticoagulantes o psicofármacos.

El modelo utilizado en el área sanitaria de Vigo está siendo monitoreado en otras áreas de España. Por esta razón, el servicio de Farmacia Hospitalaria ha decidido, durante años, capacitar a farmacéuticos en hospitales y centros de salud para que puedan proporcionar estos servicios en los centros de salud de sus áreas de influencia.

Ya hay siete cursos de capacitación proporcionados por el servicio de Vigo, con notable éxito. En los cursos participan como ponentes, además de farmacéuticos del propio servicio, especialistas en psiquiatría, neumología o geriatría. Además, a veces, trabajadores sociales o gerentes de las propias residencias.

Las conversaciones abordan temas como la interrelación con la geriatría, el uso seguro y eficiente de la droga en los ancianos, los sistemas inteligentes de toma de decisiones en las recetas, el tratamiento de accidentes o caídas en los ancianos, el enfoque farmacológico del deterioro cognitivo, el uso de antiinfecciosos en residencias, manejo adecuado de terapias respiratorias accesorias, problemas con la anticoagulación o las claves del envejecimiento activo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.