El parón de la actividad durante la primera ola ha provocado que se registren niveles de hace cinco años

Los trasplantes se reducen un 23% en Cataluña debido al Covid
Francesc Moreso, presidente de la Sociedad Catalana Trasplante, Alba Vergés, consejera de Sanidad y Jaume Tort, director de Ocatt.


12 ene 2021. 18.35H
SE LEE EN 3 minutos
El impacto del Covid-19 en la red hospitalaria de Cataluña ha provocado que el año 2020 se cierre con un descenso del 29 por ciento en el número de donaciones y un 23 por ciento en el número de trasplantes de órganos. A pesar de este retroceso, la consejera de Sanidad catalana, Alba Vergés, ha resaltado durante la presentación de los datos que el balance es positivo, ya que los profesionales sanitarios han tenido que cambiar su forma de trabajo y adaptarse.

“Pese a la pandemia es el quinto año con más donaciones y trasplantes. Además, hemos conseguido el máximo histórico de trasplantes en pediatría con 56, dado que la pandemia ha afectado menos a este sector de la población”, ha comentado Vergés en una rueda de prensa conjunta con el director la Organización Catalana de Trasplantes (Ocatt), Jaume Tort y el presidente de la Sociedad Catalana Trasplante y jefe de la unidad de trasplante renal del Hospital de la Vall d'Hebron, Francesc Moreso.

997 trasplantes en 2020


En total, se realizaron 997 trasplantes de órganos en 2020 frente a los 1.296 registrados en 2019. De manera que la tasa de trasplante ha retrocedido hasta los 128 trasplantes por millón de población (pmp), 41 puntos por debajo que el año anterior (169 pmp).

Por tipo de órgano, 677 fueron renales (-23 por ciento que en 2019), 188 hepáticos (-4,6 por ciento), 36 cardíacos (-48 por ciento), 73 pulmonares (-39,2 por ciento) y 23 pancreáticos (-14,8 por ciento).

Mientras que por centros, el Hospital Universitario Vall d'Hebron ha liderado, un año más y con 265 intervenciones, el ranking de centros que ha hecho más trasplantes. Le siguen el Hospital Clínico (242) y el Hospital de Bellvitge (211 ). Cabe destacar que el Vall d'Hebron es el único centro en Cataluña que cuenta con programas de trasplante de adultos y de niños.

La tasa de donación retrocede a niveles de 2015


Respecto a los donantes, los 267 cadáveres válidos que se alcanzaron en 2020 suponen una drástica caída del 29 por ciento respecto al año 2019. Con esta cifra, la tasa de donación en Cataluña se sitúa en 34,3 donantes pmp, 15 puntos inferior a la del año pasado y en niveles de hace 5 años.

Por tipo de donante, los de muerte encefálica (cerebral) bajan un 32,9 por ciento, mientras que los de muerte en asistolia (cardíaca) lo hacen un 24,6 por ciento.

La primera ola paralizó los trasplantes


Evolución de las donaciones y trasplantes durante 2020.

El descenso es fruto, principalmente, de la paralización que se produjo durante la primera ola de Covid-19 con los hospitales dedicados exclusivamente a pacientes Covid. “En la primera ola la actividad de trasplantes quedo paraliza. En el Hospital del Vall d’Hebron todo era Covid. Nuestra obligación era responder a la demanda de la población”, explica Moreso.

Un claro ejemplo del gran impacto de la primera ola fue que en el mes de febrero se alcanzó el máximo de trasplantes realizados con 138, y en los meses posteriores la actividad bajo a 29 en marzo y 7 en abril, el mínimo de todo el año. En cuanto a las donaciones, también se paso de 36 en febrero a 7 en marzo y 4 en abril.

En ese sentido, Jaume Tort cree que “no podemos volver al escenario del mes de marzo”, ya que si se vuelven a parar las listas de espera los grupos de riesgo tendrían un impacto directo. “El número de actividades bajaría drásticamente y muchas personas entrarían en un riesgo enorme. No llegaríamos a tiempo”

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.