27 may 2019 | Actualizado: 13:30

Los 6 consejeros catalanes desde 1977 piden unir Salud y Servicios Sociales

El exconsejero Xavier Pomés ha sido el único que no ha podido acudir a la cita por un imprevisto

Los exconsejeros catalanes, durante el debate.
Los 6 consejeros catalanes desde 1977 piden unir Salud y Servicios Sociales
jue 21 marzo 2019. 12.20H
Los exconsejeros que han estado al frente del departamento de Salud de la Generalitat entre 1977 y 2017 han coincidido en un debate este miércoles en recomendar una gestión más conjunta entre el sistema de sanidad y el de servicios sociales ante los cambios demográficos: "Tendríamos que plantearnos si no tiene que ser Consejería de Sanidad y Bienestar Social", ha propuesto Xavier Trias.

Trias, que ocupó el cargo entre 1988 y 1996, ha defendido esta propuesta en un debate del I Fòrum Salut i Benestar Social, en el que ha participado Ramon Espasa (consejero del ramo entre 1977 y 1980), Eduard Rius (1996-2002), Marina Geli (2003-2010), Boi Ruiz (2010-2016) y Toni Comín (2016-2017), por videoconferencia.


En el debate han participado Ramón Espasa, Xavier Trias, Eduard Rius, Marina Geli, Boi Ruiz y Toni Comín, por videoconferencia


El Recinto Modernista de Sant Pau de Barcelona ha acogido el foro, organizado por el Consorci de Salut i Social de Cataluña (CSC), el European Center for Peace and Development (ECPD) en Belgrado (Serbia) y la Universidad de Castilla-La Mancha, y al que no ha podido asistir por un imprevisto de última hora el que fue conseller entre 2002 y 2003, Xavier Pomés.

Trias ha apuntado los retos que suponen el envejecimiento de la población, los cambios asistenciales que comportará la innovación tecnológica, y el millón y medio de personas que han migrado a Cataluña (sobre los que Comín ha destacado que aportan más ingresos que gastos): "Lo que es seguro es que tiene que venir alguien a hacer una nueva planificación".


"Situación lamentable"


Ha señalado que actualmente hay "hospitales en situaciones físicas lamentables", como el Vall d'Hebron y el Clínic de Barcelona, entre otros ejemplos, y ha llamado a hacer un plan de ordenación como el de la hospitalaria que se hizo en la década de los 80, pero que incluya atención primaria y servicios sociales.

Trias ha opinado que hay hospitales en Cataluña que no se sabe "si son públicos o privados", lo que se debe a que el Estado no invierte en esta comunidad autónoma y lo compensa la inversión privada y de los ayuntamientos, a la vez que ha lamentado que, ante el gran presupuesto que se lleva el consejero de Salud, otros consejeros quieren una parte.

"La sanidad en este país es barata, está por debajo de todos los países", ha defendido, y ha asegurado que es una vergüenza (en sus palabras) si se contempla la parte del PIB catalán que se destina, lo que genera un estrés en el sistema que no ve ni lógico ni soportable, y ha alertado de colapso.


Mapa Social Sanitario


Por su parte, Geli ha afirmado: "Se ha convertido en una urgencia hacer conjuntamente los cuidados sanitarios y sociales", así como más peso de los ayuntamientos, y ha llamado a hacer, a corto plazo, un único mapa del sector social y sanitario, y que en cada territorio se defina la escala de intervención, con el domicilio como foco.

Ha considerado que es una cuestión "urgente en un momento de cronicidad" y de fragilidad social que se convierte en enfermedad, y ha se ha mostrado partidaria de revisar los perfiles profesionales y sus retribuciones, ante el hecho de que faltan algunos perfiles.

La exconsejera ha admitido que la atención primaria está colapsada en la asistencia, sobre lo que hay que reflexionar, y ha reivindicado: "Los sistemas sanitarios han sido un elemento muy importante de minimización de las desigualdades sociales", aunque actualmente se generan estas desigualdades en ámbitos como la salud bucodental.


Geli: "Los sistemas sanitarios han sido un elemento muy importante de minimización de las desigualdades sociales"


Ha llamado a plantear de nuevo la gobernanza del sistema en base a las necesidades, con una gestión autonómica pero también local de la salud pública, y se ha mostrado preocupada por una eventual falta de confianza en el sistema público de la clase media, en pro de las mutuas, y ha lamentado: "Hemos convertido el sistema sanitario muchas veces en un producto de consumo".

Espasa ha defendido que el sistema de sanidad "tiene que estar fuera del mercado, no se puede mercantilizar" y no debe ser un valor capitalista, y ha dicho que optaría por una gestión directa en lugar de la provisión diversa actual, a pesar de que el resto de exconsejeros no coinciden en ello.

También ha hecho mención a la reciente huelga en la sanidad catalana, y ha celebrado la gestión que hizo la Consejería, a la vez que ha reconocido que hay pocos médicos, una infrafinanciación por parte del Estado, y ha coincidido en ver colapso en la sanidad, pero ha dicho: "No estamos tan mal, porque el modelo es bueno" y aunque no piensen todos igual, coinciden en buscar más unidad.

A pesar de ello, ha alertado de que la tecnología genera desigualdades actualmente, y ha cuestionado por qué un centro tiene que tener 5G y otro no.


Revisar las retribuciones


Rius ha señalado que la salud no pertenece solo al sistema sanitario, y que hay otros elementos, como el medio ambiente, que influyen, a la vez que ha visto necesario reforzar el papel de municipios y repensar los aspectos relativos a los profesionales: "El sistema retributivo no está al día".

El exconsejero Boi Ruiz ha afirmado: "Tenemos un modelo de éxito pero se aguanta sobre puntos débiles", como es una financiación que supone una pequeña parte del PIB y que acaba repercutiendo en la inversión en infraestructuras, en tecnología y en los salarios.

Ha defendido que el Servei Català de la Salut (CatSalut) debería poder emitir una tarjeta sanitaria, y no el Instituto Nacional de la Seguridad Social, y por otro lado, sobre los profesionales, ha señalado que se ha optado por una uniformidad en retribución, sin querer ir hacia la meritocracia, cuando ve necesario "que se reconozca su aportación de valor".

Comín ha afirmado, al intervenir por videoconferencia: "Si tenemos una república algún día, es lo que cambiará menos. Casi casi, ya somos como un ministerio", ha defendido, a la vez que ha afirmado que ver a exconsejeros de Salud debatiendo como amigos no pasa en todos los países.

Ha recomendado que una parte de las competencias que ahora están en la Consejería de Asuntos Sociales pasen a Salud, a la vez de más peso de los ayuntamientos en la gestión, y ha defendido: "El sistema sanitario sostiene la poca equidad que nos queda".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.