26 de abril de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 14:50
Autonomías > Cataluña

La CUP tacha a Comín de "lobo con piel de cordero"

La formación vuelve a exigir que se expropie el Hospital General

La diputada de la CUP en el Parlament catalán Eulàlia Reguant y el consejero de Sanidad, Antoni Comín.
La CUP tacha a Comín de "lobo con piel de cordero"
Redacción
Jueves, 20 de abril de 2017, a las 15:00
La CUP de Tarragona se ha sumado a la presión de la formación sobre el consejero de Sanidad, Antoni Comín, tildándole de “lobo con piel de cordero” por su supuesta moderación a la hora de negociar la compra del Hospital General de Cataluña.  La concejal de la CUP en Tarragona, Laia Estrada, ha mantenido que las políticas de Comín no difieren de las de sus antecesores Marina Geli y Boi Ruiz: "Es un nuevo lobo con piel de cordero, que dice que desprivatiza y permite el lucro privado".
 
"Se nos continúa declarando la guerra a las clases populares, a usuarios y trabajadores. Estamos claramente amenazados por este anteproyecto y, si se nos declara la guerra, con guerra tenemos que contestar: con movilizaciones", según Estrada.

Estrada ha acompañado con sus declaraciones a diputada de la CUP en el Parlamento catalán Eulàlia Reguant, quien ha exigido al consejero de Salud, Antoni Comín, que no negocie la compra del Hospital General de Catalunya (HGC) sino su recuperación: "Está pagado y repagado". La CUP de Tarragona se ha sumado a la presión de la formación sobre el consejero, tildándole de “lobo con piel de cordero” por permitir el “lucro privado”
 
Reguant ha considerado este jueves que la administración pública ya ha invertido suficientes recursos en el centro, desde los años 90, a través de "conciertos o de rescates, directa o indirectamente", y ha preguntado al Gobierno que cuánto dinero han destinado desde que el centro entró en crisis.
 
"No se trata de si se compra por 50 u 80 millones de euros. Se ha puesto muchísimo más. No es negociar la compra, sino la recuperación de la gestión, la titularidad y la provisión del Hospital", ha dicho después de que el Gobierno anunciara este jueves que la Consejería de Salud y la dirección del HGC han iniciado una ronda de conversaciones para cerrar un acuerdo este año sobre la gestión del centro.

Rechazo a la nueva Ley de gestión

Reguant ha hecho estas declaraciones en una comparecencia ante el HGC en la que ha que ha adelantado el voto negativo de la CUP ante la nueva Ley de Fórmulas de Gestión de la Asistencia Sanitaria a Cargo de Fondos Públicos, a no ser que se cambie sustancialmente. Reguant considera que, mientras el Gobierno hace anuncios de desprivatización de la sanidad pública, impulsa leyes que van en su contra,
 
Cree que el anteproyecto se ha presentado como una herramienta de desprivatización del sistema sanitario catalán pero que no es cierto: "No desprivatiza. Es una falsedad, porque reconoce un sistema sanitario mixto, en el que hay sanidad y centros 100% públicos que conviven con centros mixtos y privados".

Según detalla la diputada, "no es cierto que la ley limite las concertaciones a las entidades de la economía social. En el articulado se habla textualmente de que se 'puede' concertar con éstas, pero en ningún caso excluye el ánimo de lucro y, como máximo, se habla de 'priorizar', lo que no impide para nada la concertación con centros que obtienen beneficios".

En el texto, además, ha añadido Reguant, "se permite externalizar servicios hacia centros privados, si no los hay de economía social, por lo que es otra puerta abierta a concertar con centros con ánimo de lucro desde la sanidad pública catalana".

"Por si fuera poco, -ha denunciado la misma diputada- en la ley hay un artículo para modificar la Ley de Ordenamiento Sanitario de Cataluña del año 1990 a fin de que permita ceder centros públicos a empresas privadas a cambio de prestaciones económicas, es decir, lo que ya ocurre con Barnaclínic". En resumen, ha concluido, "se consolidan las dinámicas de los anteriores gobiernos y prosigue la privatización del sistema sanitario catalán".