La Agencia de Calidad acredita 4 unidades del Hospital Virgen del Rocío

Han conseguido el nivel 'óptimo', el segundo de los tres contemplados por el Modelo Andaluz

Nieves Romero, gerente del Hospital Virgen del Rocío.
La Agencia de Calidad acredita 4 unidades del Hospital Virgen del Rocío
mar 21 agosto 2018. 14.50H
Redacción
Cuatro unidades de gestión clínica del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han conseguido la certificación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) en el nivel 'óptimo', el segundo de los tres niveles previstos por el Modelo Andaluz de Calidad. Una de ellas, Cirugía General, se encuentra entre las cuatro primeras unidades andaluzas con mejor porcentaje de cumplimiento de estándares de certificación.

Además, las unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos y de Urgencias Pediátricas han logrado mejorar sus resultados en el cumplimiento de los estándares de calidad fijados por el manual de unidades de gestión clínica de la ACSA, elevando su nivel de certificación de 'avanzado' a 'óptimo'. De esta manera, han subido un peldaño en su camino hacia la excelencia, sumándose a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Patología Mamaria del hospital, que consiguió el sello ‘óptimo’ en 2016.

El reconocimiento de la ACSA pone de manifiesto el valor del trabajo desarrollado en las cuatro unidades en pos de garantizar a sus pacientes una atención con la máxima calidad y las sitúa en el selecto grupo de entidades que han conseguido este nivel de certificación. En estos momentos, solo 33 centros de ámbito sanitario pueden contar con el sello de calidad ’optimo’ y, entre ellos, solo lo tienen 11 unidades de gestión clínica de ámbito hospitalario.

Además, el Hospital Universitario Virgen del Rocío tiene otras 18 unidades de gestión clínicas acreditadas en nivel 'avanzado', el primero de los tres niveles previstos por el Modelo Andaluz de Calidad. Por lo que en total, son 22 las unidades en que sus profesionales trabajan según los estándares de calidad que marca la agencia andaluza.


UGC de Cirugía General


En el caso de la UGC de Cirugía General, el equipo evaluador de la ACSA ha reconocido el valor del trabajo realizado para mejorar la calidad de la asistencia en áreas como la seguridad del paciente, la investigación y la autonomía de los cuidados. En este sentido, destacan la planificación de acciones de prevención de incidentes de seguridad y la sólida trayectoria en proyectos de investigación e innovación.

En su proceso de certificación, la ACSA ha subrayado también la proactividad del equipo en el mantenimiento y la mejora de las condiciones de confort de sus instalaciones, con ejemplos como la puesta en marcha de procedimientos para la asignación de habitaciones individuales en determinados procesos o en el caso de menores hospitalizados junto con adultos.


UGC Cuidados Intensivos y Urgencias Pediátricas


La seguridad del paciente es también uno de los puntos fuertes de las UGC de Cuidados Intensivos y de Urgencias Pediátricas, según sus informes de evaluación. Estas unidades destacan por las medidas puestas en marcha para garantizar las máximas condiciones de seguridad a los menores que atienden. Ejemplos de ello son los briefings de seguridad realizados a diario por sus equipos, la colaboración con otras unidades en la prevención y control de brotes nosocomiales o la conciliación de la medicación al ingreso y al alta.

Además, las unidades han trabajado en un plan de mejora de la accesibilidad que permite que los padres de los niños en cuidados intensivos puedan acompañar a sus hijos durante las 24 horas del día y forman parte de un grupo de trabajo para el desarrollo del 'Protocolo para la atención ante la sospecha de violencia sexual contra personas menores de edad'.


UGC de Ginecología y Patología Mamaria


En lo que respecta a la UGC de Ginecología y Patología Mamaria, primera unidad del hospital en lograr el nivel ‘óptimo’ de certificación, el informe de evaluación destaca su labor en el ámbito de la investigación, la promoción de la salud y del autocuidado y las medidas de accesibilidad. En este sentido, la unidad colabora con la Escuela Andaluza de Salud pública y la Asociación de Mujeres Andaluzas Mastectomizadas (Amama) para poner a disposición de las mujeres atendidas la Escuela de pacientes de cáncer de mama.

Asimismo, la unidad ha adaptado sus espacios para hacerlos accesibles a pacientes con movilidad reducida, como en el caso de la camillas de exploración. Finalmente, se ha subrayado también el compromiso de la unidad con la información al paciente, a través de medidas como la entrega de información comparativa justificando la ventaja de la técnica de la histeroscopia frente a la cirugía mayor ambulatoria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.