26 de julio de 2016 | Actualizado: Martes a las 10:10

La OIT señala a los sanitarios españoles como los mayores perjudicados por los recortes salariales

En esos años, el salario de los profesionales que trabajaban en la sanidad del país mermó en un 4,2 por ciento, el más alto el conjunto de actividades económicas

Lunes, 29 de septiembre de 2014, a las 17:27
Cristina Alcalá / Redacción. Madrid
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala a los servicios sanitarios los más perjudicados por las reducciones salariales entre 2011 y 2013, con una merma del 4,2 por ciento del jornal en esos años.

Crecimiento medio de los salarios reales por sector económico. Fuente: OIT.

En el informe ‘España: crecimiento con empleo’, la organización analiza la evolución de las remuneraciones de los trabajadores españoles en todos los sectores de producción, un periodo en el que se aprecia al sector sanitario como el gran perjudicado. De lejos le siguen los servicios inmobiliarios, con una pérdida del 3,2 por ciento, la educación (-2,7 por ciento) y la administración pública y defensa (-2,3 por ciento), estos dos últimos relacionados con los servicios públicos.

Por otro lado, el documento también explica la evolución de los sectores entre 2008 y 2010, donde se aprecia que los malos datos registrados en sanidad (-0,5 por ciento) solo son superados esos años por las actividades relacionadas con la información y las comunicaciones (-1 por ciento). De hecho, ambos son los únicos en los que el salario de sus profesionales disminuye, mientras que el resto registran crecidas en mayor o menor medida.

Con los datos sobre la mesa, a la conclusión a la que ha llegado la Organización Internacional del Trabajo es que no existen motivos económicos que justifiquen nuevas reducciones salariales entre los trabajadores, ya que la competitividad de costes ha sido completamente restaurada, y aconseja “aumentar los salarios tanto como permita la productividad”, a través de la negociación colectiva y el diálogo social, como ha asegurado este lunes su director general, Guy Ryder, acompañado de los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado.

Y es que las previsiones de la OIT no pueden ser más negras para el país. En su informe, la organización recalca que más del 60 por ciento de los demandantes de empleo en España llevan más de un año en paro y, aunque la creación de puestos de trabajo prosiga al ritmo actual, España no recuperará los niveles de 2007 hasta 2023.

Además, señala al empleo temporal como el más persistente en España, y alerta de la disminución de los trabajadores amparados por un convenio colectivo y de la cada vez mayor inaplicación de los mismos. Para mejorar la cobertura de los convenios, el informe propone dotar de mayor peso a los convenios sectoriales, monitorear las inaplicaciones para poder actuar en caso de conflicto y garantizar la representación efectiva de las partes.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda aquí al informe de la OIT sobre la evolución de las remuneraciones en España