29 de junio de 2016 | Actualizado: Miércoles a las 21:40

Los futuros médicos alertan de que la troncalidad les convertirá en “mano de obra barata”

El nuevo sistema formativo supondrá más perjuicios que beneficios, según el CEEM

Sábado, 05 de abril de 2014, a las 18:17
Hiedra García Sampedro. Madrid
“Los perjuicios de la troncalidad serán mayores que los beneficios”. “El cambio de modelo formativo pretende que seamos mano de obra a bajo coste”. Estas han sido dos de las principales proclamas de los estudiantes de Medicina convocados por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM). Cerca de 8.000 se han manifestado este sábado en Madrid, Barcelona y Canarias.

Los alumnos han recorrido la distancia entre Cibeles y la sede del Ministerio de Sanidad. En la cabecera, los representantes del CEEM.


Una marea de batas blancas ha recorrido en la mañana del sábado la distancia entre Cibeles y la sede del Ministerio de Sanidad, esta vez para defender una “formación médica de calidad y con garantías” de los futuros profesionales que ejercerán en el Sistema Nacional de Salud.

“Necesitamos un futuro mejor para nosotros y los pacientes, estamos hartos de que jueguen con ello”, ha criticado Andrea, que ha venido desde la Facultad de Medicina de Valencia. Además ha señalado a Redacción Médica que con la troncalidad, la administración “va a beneficiarse de que los alumnos alarguemos los años de estudio y de tener residentes becarios en vez de adjuntos.”

En este sentido también se ha manifestado el presidente de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (Semes), quien ha apuntado que “se introducirá una inequidad y una subjetividad que hasta ahora no había en el MIR”, porque tras dos años de haber empezado el tronco, no se le garantiza la plaza por la que quería optar desde el principio.

Los representantes del CEEM: Álvaro Cerame, vicepresidente de Asuntos Externos; Enrique Lázaro, presidente; Iris Mar, vicepresidenta de Asuntos Internos, y Juan Pablo Carrasco, secretario general.


Desde la facultad de Albacete, los alumnos han comentado a esta publicación que el cambio “es innecesario” porque el sistema “funciona bien” y además “va a suponer un gasto para algo que empeorará la formación”. “No vamos a tolerar este avasallamiento”, han comentado también desde la facultad de Extremadura.

Otro de los problemas, según Daniel Pleguezuelo, exrepresentante de los residentes en Amyts, es que “la troncalidad plantea una división artificiosa en troncos, que separa a especialidades tan afines como Neurocirugía y Neurología”.

Alumnos de la Complutense y de la Universidad de Valencia han acudido con sus pancartas a la manifestación.


Manifiesto

El encargado de leer el manifiesto contra la troncalidad ha sido Enrique Lázaro, presidente del CEEM quien cree que los perjuicios ocasionados por el nuevo modelo formativo “serán mayores que los beneficios”. Por un lado, los alumnos critican que la falta de asignación de una especialidad hasta finalizar el tronco, les somete a una incertidumbre personal y laboral.

También denuncian que la dotación presupuestaria para acometer el cambio de modelo no contempla todos los gastos, como la acreditación de unidades o la formación de docentes. Los estudiantes han señalado que estas dudas que plantea la troncalidad se podrían haber solventado ya, como por ejemplo, los tiempos de duración de las especialidades. “A día de hoy que no haya ni un esbozo es sospechoso y no da seguridad”, reconoce el presidente del CEEM.

“Estas razones, unidas a la ausencia de información, transparencia y consenso en las últimas etapas y al fin de negociaciones con el Ministerio, nos han llevado a rechazar tajantemente la troncalidad, no queremos ser otro experimento educativo”, ha asegurado Lázaro.

En la primera imagen, alumnos de la Universidad de Extramdura. En la segunda, los estudiantes en un momento de la lectura del manifiesto contra la troncalidad.


Enrique Lázaro ha leído el manifiesto contra la troncalidad frente al Ministerio de Sanidad.