25 de septiembre de 2016 | Actualizado: Domingo a las 13:40

Sanidad: un gasto per cápita al nivel de Singapur

La inversión a Sanidad representa el 8,9 por ciento del PIB en 2013, mientras que dos años antes era del 9,4 por ciento

Sábado, 02 de enero de 2016, a las 16:47
José A. Puglisi. Madrid
Caída en la inversión sanitaria. El Banco Mundial ha indicado que, entre 2011 y 2013, España ha reducido su gasto per cápita de 2.686 euros a 2.354, lo que se traduce en una reducción de 332 euros, un 13 por ciento. Una caída que ha situado el gasto individual en servicios preventivos y curativos a un nivel similar el registrado en otros países como Singapur (2.287 euros) o Israel (2.371).

Evolución del gasto per cápita de España entre 2006 y 2013 en comparación con el mundo. Fuente: Banco Mundial.


Con una inversión de 74 euros por persona más que Singapur, España está en el puesto 25 de los países con mayor gasto per cápita en Sanidad. Sin embargo, los recursos que se destinan son la mitad de aquellos utilizados por Italia (2.878 euros) o Reino Unido (3.282 euros), quienes están, respectivamente, en el peldaño 22 y 21 de la clasificación. La diferencia es aún más notable en comparación con países como Noruega, Suiza o Estados Unidos, donde la inversión casi cuadruplica la realizada en España y alcanza los 9.000 euros por persona.

El punto más alto de inversión sanitaria en España se alcanzó durante 2008, cuando se destinaban 2.841 euros por ciudadano, permitiendo alcanzar el peldaño 23 de los países con mayor gasto per cápita sanitario. Sin embargo, al año siguiente la cifra cayó hasta los 2.754 euros y, para 2010, ya se destinaban 2.622 euros.

Los datos del Banco Mundial también indican una caída de la inversión con respecto al Producto Interior Bruto (PIB). Mientras en 2011 se destinan el 9,4 por ciento del PIB a la sanidad pública y privada, el porcentaje ha ido menguado progresivamente entre 2012 (9,3 por ciento) y 2013 (8,9 por ciento). Los resultados sitúan a España por debajo de países como Haití  (9,4 por ciento), Uganda (9,8 por ciento) y Palaos (9,9 por ciento), así como muy distante de Estados Unidos (17,1 por ciento) y Países Bajos (12,9 por ciento).

El punto más alto de la última década se alcanzó en 2009 y 2010, cuando la inversión en Sanidad representaba el 9,6 por ciento del PIB, unos resultados que incluso permitieron que en 2011 se destinara el 9,4 por ciento, superando a Noruega (9,3 por ciento), Italia (9,2 por ciento) y Finlandia (8,9 por ciento).

Prioridad pública

El sector público es prioritario en la inversión sanitaria. En 2013, el 70,4 por ciento del gasto era destinado al ámbito público, mientras que durante los dos años anteriores se le otorgó el 71,7 por ciento y 73,4 por ciento, respectivamente. Ante la contracción en tres años, España ha sido superada por países como Dominica (destina el 70,6 por ciento al sector público) y Surinam (70,8 por ciento).

La tabla es liderada por Tuvalu, donde se destina el 99,9 por ciento al sector público, así como por las Islas Salomón (94 por ciento), Cuba (93 por ciento) y la República de las Seychelles (92 por ciento). Al contrario, los que menos apuestan por la inversión pública son Haití (7,4 por ciento), Sierra Leona (14,3 por ciento) y  Guinea-Bisáu (20,3 por ciento).

ENLACE RELACIONADO:

El gasto sanitario per cápita varía hasta 600 euros según la autonomía (14/08/2015)

Más de 500 euros de diferencia en el gasto sanitario por habitante entre comunidades autónomas (22/05/15)