Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Martes, 02 de septiembre de 2014 | Nº 2418 Año X
Actualizado: Martes a las 12:37
EL REPORTAJE DE REDACCIÓN MÉDICA
¿Cómo aprovecha el sector sanitario el entorno 2.0?
Todas las profesiones sanitarias se han subido al carro del llamado 2.0, tanto médicos, como enfermeros o farmacéuticos, y lo han hecho desde un prisma institucional y también individual.
Viernes, 15 de marzo de 2013, a las 16:32

Redacción. Madrid
Tener un perfil abierto en Facebook o una cuenta personal en Twitter es algo casi habitual en nuestros días. La comunicación a través de las redes sociales está cambiando muchos paradigmas de las relaciones. Esta tendencia también se lleva atisbando tiempo en el sector sanitario, primero por iniciativas individuales de profesionales sanitarios que han sido pioneros en el llamado 2.0, y a continuación por instituciones que han visto la utilidad de este entorno. Cualquier ámbito que se observe del ejercicio profesional sanitario tiene al menos alguna ventana abierta a esta realidad, pero queda por ver si es más una mera vía de información unidireccional, o si de verdad genera un diálogo fructífero.

Penetración de las redes sociales en los centros hospitalarios.

La irrupción definitiva de internet en el día a día, y la popularización posterior de dispositivos móviles con conexiones rápidas ha cambiado definitivamente la forma de relacionarse de las personas, especialmente a través de las llamadas redes sociales. Facebook, Twitter o LinkedIn son algunas palabras que se han ido incorporando al lenguaje cotidiano como muestra del nivel de penetración de estas compañías y su oferta de mundo global interconectado, aquella aldea de la que habló hace décadas Marshall McLuhan.

Y el sector sanitario también se ha convertido en esa aldea global digitalizada, abierta a través de la red de redes a opiniones, experiencias compartidas, críticas y en definitiva aportaciones principalmente profesionales. Todas las profesiones sanitarias se han subido al carro del llamado 2.0, tanto médicos, como enfermeros o farmacéuticos, por citar algunos, y lo han hecho desde un prisma institucional y también individual. Varios profesionales de ‘a pie’ han sabido ver antes que los colegios y otras corporaciones la utilidad de las herramientas de comunicación digital. Los pioneros se han convertido en muchos casos en líderes de opinión en sus respectivos ámbitos.

Uno de los casos más llamativos es el del médico de familia Salvador Casado, con blog propio (‘La consulta del doctor Casado’, http://www.doctorcasado.es/) y camino de los 10.000 followers en Twitter. Al principio ambas cosas eran principalmente una ventana abierta a sus pacientes del centro de salud de Collado Villalba (Madrid) donde pasa consulta, pero con el tiempo ha ido más allá y el sector ya le identifica en jornadas, talleres y simposios como uno de los referentes cuando hay que hablar de comunicación entre el médico y el paciente.

Referentes entre los médicos de hospital

El ámbito médico hospitalario también cuenta con un referente (este incluso internacional) en las redes sociales. Se trata de Julio Mayol, director de Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, cuya actividad en Twitter y LinkedIn también acumula miles de seguidores y contactos. Recientemente, Mayol, académico de número en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), disertaba en la sede de esta institución sobre el aumento de la información disponible en internet y acerca de que el cambio en la relación médico-paciente obliga a fijar el horizonte en la ‘Medicina P4’: personalizada; preventiva; predictiva; y participativa. Ante un foro que se puede considerar anclado en el pasado, como es la RANM, Mayol, mirando hacia el futuro afirmaba que gracias al 2.0 “las relaciones jerárquicas basadas en la autoridad son transformadas en relaciones horizontales organizadas en conversaciones a partir de intereses comunes.

El éxito definitivo de este nuevo orden de relaciones se produce con Facebook. Una plataforma donde los usuarios se relacionan con otros de su entorno intercambiando información. Estas nuevas herramientas impulsan aún más el intercambio de información entre profesionales sanitarios y pacientes, o entre los propios pacientes. También sirven para aproximar profesionales que de manera desinteresada comparten su conocimiento”. Eso sí, también advierte de los riesgos. “No todos los ciudadanos tienen acceso a la tecnología necesaria por falta de conocimientos, recursos económicos o una combinación de ambas. Por tanto, un incremento de los servicios de salud en internet, a través de la denominada Salud 2.0, podría generar inequidad de acceso”.

Pero no solo el paciente es el centro de la actividad profesional sanitaria en las redes sociales. El intercambio entre diferentes ámbitos es otra de las bazas que ya se está jugando. Ahí está el caso de Pharma Talents, impulsado en España por Andreas Abt, director general de Roche en nuestro país, a partir de LinkedIn, y que también está presente en Twitter (@TalentsPharma). El grupo, creado a principios de 2012, cuenta ya con más de 3.500 miembros de la industria farmacéutica y biotecnológica española que comparten experiencias a través del llamado ‘networking’. Abt, en una entrevista con Redacción Médica avanzaba hace unos meses cuál era la base de Pharma Talents. “Si pensamos en la situación concreta de España, dan ganas de hacer más todavía. Sin ir más lejos, algunos profesionales de la industria farmacéutica hemos creado una red de profesionales del sector en la que organizamos eventos e intentamos ayudar y conectar a profesionales y jóvenes talentos del entorno ‘farma’ que se encuentran en una situación difícil”.

El papel de la industria

Pero el contacto online llega incluso a trascender, y Pharma Talents ya ha saltado de LinkedIn a jornadas presenciales, bautizadas como ‘Young Talents meet Senior Executives’, que han tenido una primera edición en octubre pasado, cuando en un hotel madrileño se dieron cita 75 jóvenes profesionales españoles con alto nivel de cualificación y once altos cargos de la industria farmacéutica que les aportaron consejos y visiones de futuro en el sector. Abt destaca de Pharma Talents su interactividad: “Sus integrantes pueden contactar unos con otros, abrir debates y compartir conocimientos o experiencias, organizar foros online, encuentros informales fuera del horario laboral y debates con nombres destacados del sector”.

Después de unos primeros pasos realizados de forma aislada, el 2.0 sanitario comenzó a calar en las instituciones, en los colegios profesionales, en los laboratorios, e incluso en los sindicatos médicos. El Consejo General de Enfermería fue pionero en este sentido, abriendo cuentas en Facebook y Twitter. Íñigo Lapetra, director de Comunicación, recuerda que “por aquel entonces hubo muchas organizaciones e instituciones que nos miraron con perplejidad porque existía un  verdadero miedo a las redes sociales. Y es que en España estábamos acostumbrados a utilizar canales unidireccionales donde solo fluyen tus mensajes, sin embargo con las redes sociales ya no eres el único emisor, tu público no solo puede interactuar con todo lo que tú digas, también puede compartir su propia información.

Y esto no siempre es cómodo para quien estaba acostumbrado a ser un mero emisor de información sin tener que dar explicaciones a los principales interesados”, reflexiona para Redacción Médica. Lapetra cree que “el tiempo nos ha dado la razón y la realidad pasa porque la tendencia es la comunicación bidireccional, es el diálogo y si prefieres no estar por miedo a lo desconocido te estás perdiendo una magnífica oportunidad de llegar a tu público en un entorno en el que, además, se encuentra especialmente cómodo porque se siente parte de él. No olvidemos que al final una red social es una gran comunidad donde todos tienen la oportunidad de compartir algo, ya sea información, mensajes, experiencias, sentimientos, videos, fotos. Y es dentro de esta comunidad donde tú interactúas desde una posición de liderazgo que tienes que ganarte día a día. Y si pierdes esta oportunidad, vendrá otro y la aprovechará por ti”, advierte.

Desde el punto de vista meramente colegial, el director de Comunicación de Enfermería considera que “el tiempo ha demostrado que las redes sociales son una apuesta segura y necesaria, primero porque te dan la oportunidad de llegar a más gente, pero también porque gracias al diálogo con tus públicos puedes obtener una información muy valiosa. Y es que el hecho de conocer la opinión de tus colegiados, enterarte de sus iniciativas y sus preocupaciones, mantener conversaciones con todos ellos, ya sean defensores incondicionales de tu labor o críticos con las iniciativas, supone una grandísima riqueza que no debemos desaprovechar”, argumenta.

La información fluye también por especialidades

El entorno sanitario 2.0, como es lógico se puede segmentar, como lo están las propias profesiones: encontramos iniciativas de los sindicatos CESM o Satse, tanto de ámbito nacional como autonómico o provincial. También las sociedades científicas han abierto su propia ventana a sus asociados y a la sociedad a través de estas herramientas. Ahí están los casos de las sociedades de Primaria Semfyc (@semfyc), Semergen (@SEMERGENap) y SEMG (@SEMG_ES) en Twitter, también presentes en Facebook. Aunque pudiera parecer que el médico de familia es el más activo en el entorno 2.0 (es lógico porque es la especialidad mayoritaria), también reivindican su espacio el resto, y es raro que las sociedades científicas más representativas no tengan su espacio virtual: desde la de Cardiología, a la de Neurología, pasando por Neumología, por citar algunos ejemplos, interactúan a través de Twitter y Facebook.

Pero hay un movimiento de profesionales más allá de lo institucional, médicos especialistas que aprovechando las oportunidades de internet se agrupan en iniciativas independientes. Es el caso por ejemplo por ejemplo de la dermatóloga María José Alonso, que aprovecha sinergias entre su blog (http://dermatologiaymascosas.blogspot.com.es/) y las redes sociales para difundir consejos. O el del médico de familia Vicente Baos, con su blog ‘El supositorio’ (http://vicentebaos.blogspot.com.es/), que ha alcanzado una notoriedad significativa en el sector. También se forman grupos que difunden su mensaje por esta vía digital. Ahí están los ejemplo de ‘El Gipi, Grupo Independiente de Pediatras Informatizados’ (@elgipi), que tiene web propia y también está en Twitter, o  ‘Seis Minutos’ (www.seisminutos.com), tres fragmentos documentales de seis minutos con los que un grupo de médicos familia trata de concienciar sobre el valor de la Medicina de Familia, su existencia y justificación dentro del sistema sanitario, y que está alcanzando un notable éxito en internet gracias a la difusión por la redes sociales.

Herramienta de gestión

El entorno 2.0, su uso profesionalizado, también incluye en el sector de la salud la gestión. Miguel Ángel Máñez (@manyez), ahora director económico del Departamento Salud de Elda (Alicante) abrió esta senda con su blog (http://saludconcosas.blogspot.com.es). En octubre de 2007, en la primera entrada de esta bitácora personal trazaba lo que iban a ser líneas generales para otros que han venido después. “Empezar es dificil, pero los blogs e internet facilitan mucho la tarea de ir contando día a día impresiones, noticias, anécdotas y cualquier cosa que se nos ocurra relativa al amplísimo mundo de la gestión sanitaria, desde aspectos más económicos hasta los recursos humanos, coordinación asistencial, logística... incluso abarcando áreas como habilidades directivas”.

Desde 2010, Carlos Alberto Arenas (@ArenasKray), gerente del Departamento de Salud de Orihuela (Alicante) y vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), escribe su blog (http://saludsocial.blogspot.com.es/). Es también un apasionado de las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación en sanidad y desde su cuenta de Twitter fomenta el debate en torno a la gestión. Esta nueva corriente 2.0 se ve consagrada con la incorporación a Twitter de uno de los gerentes con más peso en el panorama hospitalario nacional, César Pascual (@pascualfc), al frente del Hospital Universitario de Valdecilla, en Santander.

Los consejeros de Sanidad se suben al carro 2.0

No han sido los pioneros en las redes sociales, pero poco a poco los consejeros de Sanidad se han ido animando. Unos se han hecho su cuenta de Twitter estando en el cargo, como es el caso de la andaluza María Jesús Montero (@mjmonteroc), otros como el asturiano Faustino Blanco (@Tinoblanc) o el extremeño Luis Alfonso Hernández Carrón (@LAHCarron) ya lo tenían cuando llegaron, y hay casos, como el del balear Martí Sansaloni (@Marti Sansaloni) que se han registrado en el ‘microbbloging’ horas después de ser nombrado. También está en LinkedIn. Blanco y Montero son médicos, y Sansaloni farmacéutico.

agencia interactiva iberpixel.com