Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:35
Opinión > El termómetro

Marciano Sánchez Bayle

Marciano Sánchez Bayle
Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública y presidente de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública.
Viernes, 24 de noviembre de 2017, a las 14:00
La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha demostrado que no es capaz de adaptar su discurso ‘antiprivatización’ y ‘anti Consejería de Sanidad’, ni siquiera cuando la temática que denuncia no tiene mucho que ver con asuntos estrictamente sanitarios. Un claro ejemplo de ello ha sido su último comunicado, donde la ADSP de Madrid ha aprovechado para criticar “la grave situación de contaminación que sufre Madrid” para atacar directamente, y sin muchos argumentos, al Partido Popular, a la Comunidad y al sector privado. Para la organización, Sanidad tiene culpa de todos los males que pasan en la región, incluso en los que no tiene responsabilidad directa como pueden ser los altos niveles de polución, mientras que esas duras declaraciones llegan con más tibieza a otro de los agentes implicados, como es el Ayuntamiento de Madrid.