Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:20
Opinión > El termómetro

Manuel Romero

Manuel Romero
Manuel Romero, gerente de los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío.
Miércoles, 24 de agosto de 2016, a las 16:15
Una nueva técnica reconstructiva desarrollada en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla ha conseguido evitar amputaciones de extremidades en niños diagnosticados de cáncer de hueso. Antaño, la extirpación de los miembros afectados en los pequeños era casi inevitable; ahora, la capacitación de los cirujanos de ambos centros ha permitido planificar operaciones que se valen de la impresión en 3D, entre otros recursos tecnológicos, y disminuyen el impacto quirúrgico sin menoscabo de su efecto terapéutico. Toda una revolución en el tratamiento del sarcoma óseo que se lleva a la práctica, una vez más, en un centro del Sistema Nacional de Salud.