Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Opinión > El termómetro

Koen Lenaerts

Koen Lenaerts
Koen Lenaerts, presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
Miércoles, 21 de junio de 2017, a las 16:40
No parece muy responsable que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y su presidente, Koen Lenaerts, basen en la “probabilidad” y no en la evidencia científica una sentencia. Esta ha sido la premisa que ha seguido el Tribunal para sentenciar que una enfermedad por una vacuna defectuosa puede quedar acreditada aún sin pruebas científicas irrefutables y en base a indicios "sólidos, concretos y concordantes", dejando a un lado las pruebas médicas que corroborarían con total y plena seguridad la enfermedad que presuntamente se pueda haber provocado. Ya el Tribunal de Casación de Francia declinó dictar un veredicto al estimar que no existía consenso científico sobre la causalidad entre la vacuna y la aparición de la enfermedad.