Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40
Opinión > El termómetro

Javier Marín

Javier Marín
En el centro, el secretario general de la Federación de Servicios para la Movilidad y Consumo de UGT (Fesmc-UGT) de Baleares.
Domingo, 25 de septiembre de 2016, a las 11:30
La Federación de Servicios para la Movilidad y Consumo de UGT (Fesmc-UGT) de Baleares (en la imagen, su secretario general) no se la pensado dos veces al amenazar con paralizar las ambulancias que atienden a los enfermos en las islas. Según este sindicato, la empresa contratada por la administración autonómica debe dinero atrasado a los trabajadores, aunque solo aporta estimaciones aproximadas de la cuantía y del tipo de prestaciones sin remunerar. En todo caso, el Servicio Balear de Salud (Ibsalut) se merece la oportunidad, por parte de los activistas de UGT, de analizar con ellos la situación antes de recibir el aviso de una huelga que la sanidad insular no se puede permitir bajo ningún concepto.