Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Opinión > El termómetro

Francisco del Busto

Francisco del Busto
Francisco del Busto, consejero de Sanidad del Principado de Asturias.
Jueves, 02 de junio de 2016, a las 17:20
El concurso de traslados de Asturias, recientemente concluido, no ha salido tan bien como lo pintan. La consejería de Sanidad presume de los 1.020 profesionales que han obtenido la plaza deseada, pero como siempre, el diablo mora en los detalles, y algunos son muy significativos. Por ejemplo, las tres plazas de anestesista convocadas en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) han quedado desiertas. En pocas palabras: nadie quiere ser anestesista en el HUCA. La falta de estos especialistas viene provocando desde hace tiempo que se dejen de programar decenas de operaciones previstas, además del malestar de los profesionales. Si a esto se suma la ya endémica falta de pediatras y, en general, de sanitarios que quieren trabajar en las zonas rurales de la periferia del Principado, tendremos una nueva evidencia de que la sanidad regional sigue perdiendo atractivo a raudales para los profesionales. En medio de una comisión de investigación sobre las listas de espera en la que algunos buscan conspiraciones para explicar su exagerado volumen, conviene recordar que el Principado ha perdido 400 médicos desde 2009. Urge parar la fuga de facultativos en Asturias.