Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10
Opinión > El termómetro

Emilio Casariego y Andrés Íñiguez

Emilio Casariego y Andrés Íñiguez
Emilio Casariego y Andrés Íñiguez, presidentes de la SEMI y de la SEC, respectivamente.
Jueves, 10 de noviembre de 2016, a las 18:20
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han decidido unir fuerzas para dirigir el seguimiento de la insuficiencia cardiaca, única patología cuyo número de ingresos hospitalarios se acentúa con el tiempo según los controles epidemiológicos. Para ello, sus respectivos presidentes han rubricado una reivindicación de unidades interdisciplinares en los hospitales españoles capaces de dirigir cada caso al especialista adecuado. Tanto cardiólogos como internistas demuestran con este gesto su madurez profesional al contemplar al enfermo desde un punto de vista global, y no solo ceñido a una especialidad médica. El resto de asociaciones científicas deberían tomar nota y labrar iniciativas similares en sus diversos ámbitos de actuación.